A la propuesta de patrullar la capital del País con efectivos de la policía militar, expertos consultados dicen que hay otras alternativas al proyecto de militarizar a Bogotá para garantizar la seguridad a pesar de que la inseguridad en Bogotá sigue creciendo se ha desatado una polémica por la idea que anunció la alcaldesa Claudia López de pedir ayuda al ejército para patrullar algunos sectores de la capital.

Se han escuchado voces críticas en el sentido que sería inconveniente porque la naturaleza de ese cuerpo armado no es preventiva para lo cual está preparada la policía e incluso se ha dicho que se pretende militarizar la ciudad.

Expertos consultados dicen que es inconveniente, el presidente nacional de ACORE, Asociación colombiana de oficiales retirados de las fuerzas militares coronel en retiro Jhon Marulanda indicó que no es la tarea de los militares, pero dadas las circunstancias actuales pueden ayudar para enviar un mensaje de seguridad y confianza a la ciudadanía.

indicó así mismo que la presencia de los militares en las calles ha sido beneficiosa en otras épocas en Bogotá y otras ciudades cuando ha sido necesario. Marulanda explicó que en caso de que sea acogida la solicitud que se hizo en ese sentido por parte de la alcaldesa López van a salir a la calle son unidades de Policía militar, unidades con un entrenamiento especial.

Agregó que desde ningún punto de vista se puede considerar que se llame vitalizando la capital de la República pues nos está hablando de presencia de trompa y tanques sino de grupo reducido de uniformados que actuarían en zonas específicas de la ciudad.

De otro lado,  Camilo López pozo director del instituto de estudios para el desarrollo y la paz Indepaz consideró  que no es buena opción poner a los militares en funciones de policía porque el militar está entrenado para el uso de las armas de fuego y para el combate,  añadió que los asuntos de delincuencia urbana no se van a neutralizar con fusiles pero que se necesita una acción policial reforzada ordenada con una policía social preventiva frente a una catástrofe económica qué es lo que está en el fondo de todo el incremento de la criminalidad.

El director de Indepaz, dijo que con base en el anuncio de la alcaldesa de una ayuda militar en algunas zonas no se puede hablar de una militarización de Bogotá. Es un camino para un concepto de seguridad ciudadana equivocado abordar la seguridad ciudadana como un asunto militar.

La seguridad ciudadana es un asunto de política inclusiva concluyó González que no es buena señal, aunque sea una situación puntual focalizada.

En otras opiniones el secretario de seguridad de Bogotá Aníbal Fernández Soto explicó que la alcaldesa le pidió al comandante de la brigada 13 evaluar el número de efectivos que podría tener disponible el ejército de Policía militar para completar otros apoyos pensando en controles en las entradas y salidas de la ciudad y otros puntos específicos que pueda contemplar la policía.