De acuerdo con el Departamento Nacional de Estadísticas (Dane), la incidencia más alta de pobreza monetaria en Colombia, durante el 2019, se registró en los departamentos de Chocó, con 68,4 por ciento, y La Guajira, con 61,8 por ciento.
Cundinamarca, con 20,4 por ciento, y Valle del Cauca, con 24 por ciento, registraron la incidencia más baja.

Es importante anotar que la incidencia de pobreza monetaria mide el porcentaje de la población que tiene un ingreso per cápita por debajo de la línea de pobreza establecida para cada dominio geográfico.

Dichas las líneas se construyen a partir de las encuestas de gasto de los hogares y, para el caso colombiano, hasta el 2018 la fuente de información de la estructura de gasto era la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos (ENIG) 2006-2007.

El año pasado la línea nacional de pobreza monetaria se ubicó en 327.674 pesos, mientras que en el 2018 fue de 316.815 pesos. Un variación del 3,4 por ciento.

En el 2019, según el reporte del Dane, el porcentaje colombianos en situación de pobreza monetaria en el país alcanzó el 35,7 por ciento, un punto porcentual más que en el 2018, cuando fue de 34,7 por ciento.

Los departamentos que presentaron mayor nivel de incidencia de pobreza monetaria en cada región fueron: en el Caribe, La Guajira, con 61,8 por ciento (con una línea de PM de 252.893 pesos); en la región Pacífico, Chocó, con 68,4 por ciento (con PM de 273.028 pesos); en la región Oriental, Norte de Santander, con 51,9 por ciento (con una PM de 289.918  pesos), y en la región central, Huila, con 51,2 por ciento (con una PM de 291.104 pesos.

Por otro lado, los departamentos que arrojaron los menores niveles de incidencia de pobreza monetaria, por regiones, fueron Bogotá D.C., con 27,2 por ciento; para la región Oriental, Cundinamarca, con 20,4 por ciento; para la región Central, Caldas, con 28,7 por ciento; para la región Caribe, Atlántico, con 27,3 por ciento, y para la región Pacífico, Valle del Cauca, con 24,0 por ciento.

Huila, cuya pobreza monetaria aumentó de 45,8 por ciento (en el 2018) a 51,2 por ciento (en 2019), y La Guajira, donde dicha incidencia pasó de 57,2 por ciento a 61,8 por ciento, en el mismo periodo de tiempo, fueron los departamentos que registraron un mayor aumento de la pobreza.

Los departamentos que sobresalieron por la reducción de la pobreza monetaria fueron Caldas, que pasó de 29,6 por ciento a 28,7 por ciento, y Valle del Cauca, donde cayó de 24,7 por ciento a 24 por ciento.