Tottenham goleó 4-0 al Burnley, en la jornada 26 de la Premier League, el último fin de semana, y contó con la actuación brillante del galés Gareth Bale, quien firmó un doblete. Otro de los puntos altos del equipo londinense fue el defensor Dávinson Sánchez, quien fue pilar del cuarteto posterior para que su portería no fuera vulnerada.

El entrenador José Mourinho no se guardó elogios para su pupilo colombiano y destacó su buen rendimiento, desarmando las intenciones ofensivas del rival. “Dávinson hizo un muy buen partido, fue dominante y estuvo fresco, a pesar de que no había actuado en el último compromiso”, expresó el portugués en rueda de prensa, en las últimas horas.

El reconocido estratega indicó que el zaguero caucano es indispensable para los ‘spurs’ y no ocultó la satisfacción que le produce verlo en un alto nivel, como está acostumbrado a demostrarlo.