De acuerdo a un informe expuesto por Medicina Legal en una audiencia pública en el Congreso, sobre la situación de los habitantes de calle en el país, se estableció que en los últimos cinco años han muerto 1.539 de estas personas.

De esta totalidad de casos, 1.018 han sido asesinados con arma blanca o de fuego (el 66,14%), lo que convierte el homicidio la mayor causa de muerte de este sector de la población.

En menor proporción, la muerte de los habitantes de calle se da por accidentes de tránsito, intoxicaciones con alcohol industrial y suicidios.

Este mismo informe señala que para 2017, la tasa de muerte de los habitantes de calle aumentó considerablemente y durante ese año se presentó el homicidio de 302 personas de esta población principalmente en Bogotá, Medellín, Cali y municipios como Bello (Antioquia) y Dosquebradas (Caldas).

La representante a la Cámara Ángela María Robledo, citante de la audiencia pública, señaló que pareciera que se esté presentando un exterminio urbano como una práctica sistemática.