Las comunidades campesinas en el Catatumbo denunciaron la incursión de un grupo de paramilitares denominado «Autodefensas Gaitanistas» en el sector de la Silla, zona rural del municipio de Tibú en Norte de Santander.

La situación según los reportes de defensores de Derechos Humanos en la región, está generando el desplazamiento de personas hacia diversos cascos urbanos en municipios cercanos como El Zulia, Tibú y Cúcuta. 

A través de un comunicado, Ascamcat la Asociación Campesina del Catatumbo aseguró que los combates entre este grupo armado y los miembros del ELN que históricamente han adelantado acciones delictivas en la región, se podrían extender hasta territorio venezolano.

Junior Maldonado, representante de Ascamcat en diálogo con RCN Radio aseguró que cerca de 80 familias que residen en el lugar, estarían saliendo de la zona por la intensificación de estos combates.

«Los combates se han fortalecido, las comunidades están en medio del fuego entre estos actores armados y muy seguramente se estará presentando el desplazamiento de familias campesinas que huyen de la guerra» expresó el líder campesino.

Además, manifestó que a pesar de la Alerta Temprana número 50 emitida por la Defensoría del Pueblo, las autoridades locales, han hecho caso omiso ante esta situación.

«Esto se ha denunciado desde hace varios meses, la incursión de estos grupos genera el incremento de la violencia y las comunidades son las más afectadas por estos hechos», adujo.

Entretanto, las alcaldías y personerías de los  municipios de Tibú, El Zulia y Cúcuta, han manifestado que están a la espera de un reporte oficial de la situación, con el fin de tomar las acciones inmediatas que garanticen la seguridad de las comunidades.

Hace varias semanas en la ciudad de Cúcuta,  la Fundación Progresar denunció la incursión de cerca de 100 miembros de la banda delincuencial de Los Rastrojos,  en los sectores de Banco de Arena y Palmarito los cuales generaron zozobra entre las comunidades campesinas en la región.