Llegó la montaña a la Vuelta al País Vasco y con ella la gran demostración de los colombianos en este terreno, pues tanto Esteban Chaves (Team BikeExchange) como Sergio Higuita (EF Education-NIPPO) se mantuvieron en el grupo principal y dejaron ver el gran momento por el que están pasando, a pesar de no alcanzar a disputar el triunfo de la etapa, ambos ciclistas escalaron posiciones en la clasificación general.

La fracción se la adjudicó el esloveno Tadej Pogacar (UAE Emirates), de una manera contundente, quien, junto a su compatriota y actual líder de la competencia, Primoz Roglic, llegaron a meta por delante de los demás corredores. El tercer puesto fue para el local Alejandro Valverde (Movistar).

La tercera etapa se disputó sobre un recorrido de 167,7 kilómetros, entre Amurrio y el alto de Ermualde. Tuvo un perfil apto para escaladores puesto que contó con un muro de 3 kilómetros con rampas de hasta el 20% de desnivel, algo bastante complicado para cualquier ciclista.

El desenlace de la jornada fue un espectacular mano a mano entre los dos eslovenos, algo parecido a lo que ocurrió en el pasado Tour de Francia que finalmente ganó Pogacar. Cerca al final de la última subida ambos competidores lanzaron un explosivo arranconazo y se alejaron del grupo de favoritos entre el que viajaban Chaves e Higuita.

Finalmente, el ritmo de todos los corredores aumentó y solo los más fuerte pudieron mantenerse al frente, sin embargo, Sergio y Esteban estuvieron a la altura y entraron en la casilla 11° y 13°, respectivamente, a 20′’ segundos de Pogacar quien cruzó la meta con un tiempo de 4 horas, 4 minutos y 50 segundos.

La emoción de la etapa llegó en la última subida de la carrera, los contendientes de la clasificación general estaban en posición, listos para luchar en la empinada subida de cuatro kilómetros hasta la línea de meta, atacando uno tras otro, pero a pesar de sus contundentes ataques, ningún corredor fue capaz de crear una brecha considerable.