Diario del Huila, contexto

Uno de los principales desafíos es la promoción del bienestar mental de las personas que presentan alguna condición de discapacidad o que tienen problemas de salud mental existentes. Según un informe publicado por la ONU, durante la cuarentena, las personas en esta situación han desarrollado condiciones como la depresión y la ansiedad, generadas por el aislamiento y la soledad.

Lo anterior, ha sido también favorecido por una situación problemática como lo es la desinformación y la dificultad ante el acceso a la misma. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguró que la comunidad internacional no solo se está enfrentando a una pandemia, sino también a una infodemia, es decir, una sobreabundancia de información que no es siempre fidedigna pero que sí puede infundir sentimientos de miedo y pánico generalizado dentro de la población.

Por otro lado, las personas en condición de discapacidad sensorial y cognitiva presentan aún mayores dificultades en el acceso a la información. Esto, teniendo en cuenta que actualmente las redes sociales se han vuelto los medios más importantes de difusión de la información y, normalmente, no están pensados y diseñados para ser usados por este grupo de personas.

El Covid-19, ha implicado un retroceso de los avances alcanzados frente a la inclusión. 
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Gmail

El Covid-19, ha implicado un retroceso de los avances alcanzados frente a la inclusión.

En esta medida, la OMS considera que la cuarentena se ha convertido también en un obstáculo para el acceso de servicios de salud, ya sea para rehabilitación o consulta médica. El aislamiento ha causado que, por ejemplo, las personas con movilidad reducida no puedan acudir a los centros de atención por sí mismos. Lo mismo ocurriría con las personas con discapacidad psicosocial. Es entonces que, el Covid-19, ha implicado un retroceso de los avances alcanzados frente a la inclusión.

En relación con lo anterior, en materia de educación y trabajo, los recursos tecnológicos, al no ser accesibles, se convierten en discriminatorios. Adicionalmente, el uso obligatorio de  tapabocas anula la capacidad de leer los labios en personas con problemas  auditivos; la prohibición de no tocar superficies en cualquier establecimiento afecta a quienes tienen dificultades visuales, porque es su forma de ubicación en el entorno; el mantenimiento de la distancia física impide que las personas en condición de discapacidad soliciten y obtengan ayuda de otras personas; entre otros factores que afectan su independencia y aumentan los retos de las personas en condición de discapacidad.

En Colombia, de acuerdo con los lineamientos de la ONU, se expidió un protocolo de prevención y atención, sumado a los subsidios económicos, ayudas alimentarias, y acompañamiento al colectivo y sus familias de manera virtual. A pesar de estas medidas, de acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, el Gobierno colombiano debe considerar los desafíos y problemáticas antes mencionadas dentro de sus políticas, sin dejar de lado otras grandes preocupaciones como lo son la discriminación y la estigmatización social de las personas con discapacidad.

De esta forma, el Covid-19 y la pandemia nos llaman la atención y nos ponen los pies sobre la tierra dejándonos unas reflexiones puntuales sobre la discapacidad y sus retos.

Accesibilidad. Uno de los aspectos relevantes sobre los cuales se debe reflexionar es lo referente a la discriminación que se debe afrontar debido a la pandemia y a la no aplicación de ajustes razonables, que se entienden como las medidas que se toman para que las personas en condición de discapacidad puedan disfrutar de sus derechos en igualdad de condiciones.

Habilitación y rehabilitación. Asimismo, es importante mencionar cómo se han visto afectados aspectos como los servicios de habilitación y rehabilitación, viéndose comprometidos al no poder prestarse con regularidad, vulnerando directamente el desarrollo de la comunidad como su calidad de vida, razón por la cual es importante centrarse en esta clase de inconvenientes y buscar soluciones que permitan el acceso a estos.

Salud Mental. Es innegable que los daños físicos derivados del virus son preocupantes y limitan a todas las personas en sus derechos básicos y en su salud, así las cosas esta situación en particular agravó de manera considerable la salud mental de toda la población, debido a las repercusiones que por el distanciamiento físico, el miedo, la pérdida de trabajo, el incremento de la violencia intrafamiliar, los cambios de rutina y el pánico generalizado al no entender el manejo adecuado del virus.

*Este artículo es el resultado de la elaboración colectiva por los estudiantes y profesora de la clase de Derechos Humanos y Discapacidad, de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad El Rosario.