Diario del Huila

Doble pase

Ene 24, 2024

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Doble pase
Advertisement

Deshojando margaritas

Por Margarita Suárez

Por esos azares de la vida, en el último año mi esposo y yo hemos tenido que sacar dos veces el pase o licencia de conducción. Primero en Fusagasugá, por encontrarnos en esa ciudad por la fecha en que se vencía. No podíamos regresar a Neiva en nuestro carro con la licencia caducada. El otro pase lo solicitamos en Charlotte NC, para poder conducir en los Estados Unidos. En ambas partes nos encontramos con filas interminables. La diferencia fue el clima ya que en USA estamos a menos 7 grados centígrados y lluvias. Y agréguenle a eso que nuestro inglés es muy deficiente. En Colombia el trámite es tres veces más costoso, pero no tuvimos necesidad de presentar examen práctico, pues después de llevar 50 años manejando no lo exigen. En USA como era primera vez, si nos tocó todo el proceso, con examen oral de conocimiento de señales de tránsito, examen teórico en computador, con 25 preguntas de las cuales solo se puede errar en cinco, con seis respuestas malas se pierde el examen. Ese se puede presentar en español afortunadamente. De todos modos, fue un gran trabajo, varios días clavados estudiando de sol a sol las 92 páginas del manual de conducción de Carolina del Norte. Es tensionante cuando un señor corpulento, el examinador, empieza a dar instrucciones en inglés de lo que quiere que uno haga al manejar. Solo entendía left y right, de resto parecía hablarme en Chino revuelto con Papiamento. Qué angustia. Y tanto mi esposo como yo necesitando el pase pues en USA la licencia de conducción es la identificación y la piden para todo. Hay que presentarla, igual que pasa con nuestra cédula de ciudadanía en Colombia, para hacer negocios, constituir empresas, etc. Además, aquí en Charlotte, es fundamental desplazarse en carro particular, no solo por las distancias sino porque el transporte masivo lejos del centro de la ciudad, es escaso, y el servicio público de taxis o Uber es muy costoso. Menos mal el examinador del tránsito fue amable y a pesar del poco inglés de ambos, aprobó nuestro “estilacho” de manejar. Fue un logro tan grande que nos alegró el día de ayer y hoy nos sentimos muy afortunados de saber que en pocos días nos llegará por correo el plástico del pase. Es uno de esos pequeños esfuerzos que dan grandes satisfacciones, especialmente en nuestro caso cuando la edad pesa un poco. Así uno se sienta joven, no tiene la misma facilidad para todo como cuando tenía menos años. Nuevamente damos gracias a Dios por todas estas cosas buenas que estamos viviendo.

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?