Diario del Huila

El impacto del impuesto saludable en Neiva

Dic 2, 2023

Diario del Huila Inicio 5 Economía 5 El impacto del impuesto saludable en Neiva
Advertisement

Las tiendas de barrio han sido las más afectadas con la puesta en marcha del Impuesto Saludable, afirmando que están al borde del colapso, por lo que piden al Gobierno Nacional, analizar otras medidas que no golpee tanto sus bolsillos.

Diario del Huila, Economía

A treinta días de la implementación del impuesto saludable a productos comestibles ultraprocesados y bebidas azucaradas, una medida impulsada por el Gobierno de Gustavo Petro como parte de la reforma tributaria, las tiendas de barrio en Neiva se encuentran en una encrucijada económica. A pesar de la promesa gubernamental de que el tributo afectaría el 10% del valor de los productos, múltiples testimonios recogidos en diferentes sectores de la ciudad sugieren que los precios han experimentado un alza notable, llegando incluso al 30%.

Desde el 1 de noviembre, este impuesto ha sido una carga económica adicional para los ciudadanos, afectando el costo de vida y generando preocupaciones sobre el futuro de las tiendas de barrio, que son los principales comerciantes de estos productos.

Según estimaciones del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, se proyecta que el impuesto impactará la inflación total de Colombia en 0,21 puntos porcentuales en 2023, aumentando a 0,11 p.p. en 2024 y 0,12 p.p. en 2025.

Para evaluar el impacto real en Neiva, Diario del Huila realizó un recorrido por diferentes barrios de la ciudad, recogiendo testimonios de tenderos y ciudadanos afectados por este impuesto saludable. En el barrio Quinta San Luis, en el noroccidente de Neiva, los tenderos reportaron aumentos significativos en productos como las papas grandes y las bebidas gaseosas. Un paquete de papas «De Todito», que antes costaba $7.000, ahora se vende por $7.500, mientras que una Coca-Cola de 600 mililitros subió de $4.000 a $4.500.

En Álamos Norte, al noroccidente de Neiva, los tenderos lamentaron que, en lugar de un aumento del 10%, como indicó el Gobierno nacional, los productos subieron un 13%, especialmente los embutidos. Según los testimonios recopilados, los paquetes de papas y mecatos experimentaron una notable disminución en las ventas.

Administradores de tiendas destacan la disminución del 30% en las ventas y expresan inquietud sobre posibles aumentos adicionales en enero, evidenciando la difícil situación para las empresas locales.

Impacto en los precios y las ventas

Marcela Torres, propietaria de la tienda Caña Brava, destacó el aumento exorbitante en los precios de productos básicos. Las salchichas y embutidos aumentaron significativamente, afectando la decisión de compra de los clientes. “Las salchichas Ranchera se vendían a $4.100 y ahora valen $5.800″, afirmó Torres. Además, mencionó que los Doritos, que antes costaban $2.000, ahora valen $2.500, y la Coca-Cola de tres litros subió de $5.500 a $6.000.

Gladis Torrente, dueña de un Fruver José Eustasio Rivera, señaló que los precios del cerdo, lácteos y embutidos aumentaron entre $1.000 y $1.500. Torrente expresó su preocupación por la disminución del 20% al 25% en las ventas, lo que atribuye a la amenaza de recesión económica y la imposibilidad de los consumidores para hacer frente a los nuevos costos.

Luis Alfonso Cuenca, propietario de otro Fruver, corroboró la situación, indicando que las bebidas azucaradas como la Coca-Cola y la gaseosa de Postobón experimentaron un aumento de precios del 10%. Cuenca admitió que las ventas han disminuido, pero mantiene la esperanza de una recuperación gradual.

Andrés Salas, administrador de Tienda Express (Granjas Comunitarias), compartió la preocupación de sus colegas. Además de un aumento del 10% debido al impuesto saludable, las empresas también han aplicado incrementos adicionales, afectando aún más a los consumidores. Salas lamentó que las ventas hayan disminuido en un 30%, y expresó su inquietud sobre posibles aumentos adicionales en enero.

¿Beneficio o afectación?

Los impactos se extienden a los productos destinados a los niños. Los jugos, galletas y otros productos para las onces en el colegio han experimentado aumentos de precios, según los tenderos afectando la capacidad de los padres para buscar otra alternativa adecuada de alimentación para sus hijos.

“No se ha dejado de vender en su totalidad todo, pero si se disminuye la venta diaria. Los que antes llevaban cuatro productos, ahora llevan tres o menos. Se perjudican los niños, porque los papás se ven obligados a comprarles menos comida para el recreo”, explicó una de las voces afectadas.

Una galleta que antes valía $2.000 ahora se cotiza en $2.500, y los productos de este tipo han experimentado reducciones en los pedidos. Un comerciante, con casi 20 años en el negocio, reveló sus planes de cerrar el local el próximo año debido a las dificultades económicas derivadas de estos cambios tributarios.

En este contexto, se evidencia una preocupación compartida por los tenderos y los consumidores, quienes ven afectados sus presupuestos y su calidad de vida. La incertidumbre sobre futuros aumentos de precios y el temor a la recesión económica plantean interrogantes sobre la sostenibilidad de estas pequeñas empresas en el contexto de esta nueva política tributaria.

Perspectivas a futuro

El impuesto saludable implementado por el Gobierno Petro ha generado una cadena de efectos adversos en las tiendas de barrio en Neiva. Los testimonios recopilados reflejan un panorama desafiante para los comerciantes y los consumidores, quienes ven afectados sus presupuestos y su calidad de vida. La incertidumbre sobre futuros aumentos de precios y el temor a la recesión económica plantean interrogantes sobre la sostenibilidad de estas pequeñas empresas en el contexto de esta nueva política tributaria.

A medida que la ciudadanía enfrenta estos desafíos, se plantea la necesidad de un diálogo abierto entre el Gobierno, los comerciantes y los consumidores para encontrar soluciones que mitiguen los impactos económicos y preserven la vitalidad de las tiendas de barrio. La transparencia en la comunicación y la consideración de alternativas para apoyar a los sectores más afectados se convierten en elementos cruciales para construir un sistema tributario que sea equitativo y sostenible en el largo plazo.

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?