Diario del Huila

El Impuesto Saludable y sus Retos en Colombia

Nov 2, 2023

Diario del Huila Inicio 5 Editoriales 5 El Impuesto Saludable y sus Retos en Colombia
Advertisement

A medida que avanzamos hacia el mes de noviembre, Colombia se prepara para un cambio significativo en su política fiscal: la entrada en vigencia del Impuesto Saludable. Esta iniciativa, que tiene como objetivo desalentar el consumo de productos no saludables, ha sido motivo de intenso debate en el país, y es imperativo abordar las afectaciones que esto podría tener en la economía de las familias colombianas.

El Impuesto Saludable es un paso audaz hacia la promoción de una sociedad más saludable y la reducción de las enfermedades relacionadas con la alimentación, como la diabetes y la obesidad. Al gravar productos como bebidas azucaradas, snacks y alimentos ultraprocesados, el gobierno busca mejorar la salud pública al mismo tiempo que aumenta los ingresos fiscales para financiar programas de salud y bienestar. Es una medida que responde a una creciente conciencia de los riesgos para la salud asociados con el consumo excesivo de estos productos.

Sin embargo, no podemos pasar por alto las preocupaciones legítimas sobre cómo este impuesto afectará la economía de las familias colombianas, en especial en un momento en que la pandemia de COVID-19 ya ha ejercido una presión significativa en los bolsillos de la población. El aumento de precios en los productos gravados podría significar una carga financiera adicional para los hogares, en particular aquellos de bajos ingresos.

Es innegable que cualquier incremento en el costo de la vida, por pequeño que sea, puede impactar significativamente a las familias colombianas. Los defensores de la medida argumentan que el Impuesto Saludable es necesario para cambiar los patrones de consumo y promover la adopción de hábitos más saludables. Sin embargo, es imperativo que las autoridades se enfoquen en garantizar que esta carga económica no afecte de manera desproporcionada a quienes ya enfrentan dificultades económicas.

Además, es crucial que se establezcan programas educativos efectivos para ayudar a la población a tomar decisiones informadas sobre su alimentación. La educación es una herramienta poderosa para cambiar hábitos y podría ser clave para el éxito del Impuesto Saludable a largo plazo.

En última instancia, el equilibrio entre promover la salud pública y proteger la economía de las familias colombianas es un desafío complejo. La implementación del Impuesto Saludable debe ir acompañada de un monitoreo constante y estudios que evalúen su impacto en la vida de las personas. La transparencia y la comunicación abierta son fundamentales para que la población comprenda la razón detrás de esta medida y cómo está siendo utilizada para beneficio de la sociedad en su conjunto. El Impuesto Saludable es una oportunidad para crear una sociedad más saludable y sostenible en Colombia, pero su éxito dependerá de cómo se aborden las preocupaciones legítimas sobre su impacto económico. El gobierno, en colaboración con la sociedad civil y la industria, debe encontrar un equilibrio que proteja la salud y el bienestar de la población

Advertisement

Autor: Karol Ordoñez

Contenido relacionado

Advertisement

Suscripción Digital

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?