El Deportivo Independiente Medellín (DIM) no aceptó y apelará la sanción económica de más de 36 millones de pesos que le impuso el Comité Disciplinario del Campeonato de Fútbol de la Dimayor al Deportivo Pereira que el pasado 6 de abril, en la fecha 17 de la Liga Betplay, le disputó un partido al DIM con varios jugadores contagiados con el nuevo coronavirus sars-cov-2.

“El Equipo del Pueblo S.A. recibe con desconcierto la respuesta y posterior sanción definida por la Comisión Disciplinaria del Campeonato en el caso del compromiso ante el Deportivo Pereira, motivo por el cual apelará esta decisión ante las instancias correspondientes”, señalaron en un comunicado las directivas del Poderoso de la Montaña.

En el equipo antioqueño consideraron que es insuficiente que al equipo Matecaña le hubieran impuesto solo una sanción económica, pese al riesgo que representaron al asistir a ese encuentro con jugadores contagiados.

“Bajo las condiciones actuales de pandemia, carece de sentido que ante la violación de un protocolo que se desarrolló de la mano con el Ministerio de Salud, el Ministerio del Deporte y en el que debería ser garante de cumplimiento la Dimayor, tenga como consecuencia la aplicación de únicamente una sanción económica, inferior inclusive, a la acarreada por una falta como la simulación”, indicaron.

Y cuestionaron que la decisión sancionatoria contra el Pereira se hubiese hecho, según ellos, de una forma superficial, que no es consecuente con el grave problema que significa para la salud pública la pandemia del nuevo coronavirus.

“Al margen de las definiciones tomadas al final de esta situación, preocupa la superficialidad y la incapacidad de este ente para garantizar la toma de decisiones trascendentales, en pro de la vida de las personas y el respeto a los reglamentos que garantizan el desarrollo transparente del torneo. Esa determinación es una apología al dicho que reza: “Hecha la Ley, hecha la trampa” “, criticaron.