Diario del Huila

El pescado, la proteína que menos creció en 2021

Ene 13, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Economía 5 El pescado, la proteína que menos creció en 2021

DIARIO DEL HUILA, ECONOMÍA

Por: Rolando Monje Gómez

Fotografías: José Rodrigo Montalvo

El año 2021 tuvo un incremento en casi todas las proteínas de origen animal, siendo la del pescado la que menos subió. El precio puede ser un factor determinante al momento de decidir cuáles son las proteínas que van a la canasta. Durante la última década, las exportaciones de tilapia y trucha han crecido 320% en volumen y 263% en valor. El consumo de pescado per cápita en Colombia es bajo básicamente por la cultura alimentaria y por los costos.

Uno de los sectores más relevantes para el país es la acuicultura, por la cantidad de ingresos y empleos que genera y por el protagonismo que tienen los peces colombianos en el ámbito mundial. Entre 2010 y 2020 la producción acuícola aumentó 216%, pasando de 86.622 a 179.351 toneladas (entre tilapia, trucha, cachama, camarón y otras especies nativas).

El año 2021 dejó un incremento considerable en casi todas las proteínas de origen animal, siendo la del pescado la que menos subió entre ellas, pues según el Dane, la variación anual fue de 8,6%; muy baja si se le compara con la de res (33,03%), aves, 26,35%, cerdo 23,57%, huevos 18,36% e incluso de las carnes preparadas 8,92%. Pero esa dinámica en los precios al consumidor no tuvo un mayor impacto en la demanda piscícola.

La tilapia, el producto más vendido, oscila en promedio en los $11.500 el kilo y el bagre o la sierra -de los más costosos- están sobre los $20.000 el kilo. Mientras que un pollo refrigerado se puede comprar en $11.000 el kilo o una pierna de cerdo en $18.000 el kilo.

La participación del sector acuícola en el producto interno bruto (PIB) nacional fue de 0,3% y en el PIB agropecuario de 3,3%, generando 53.805 empleos directos y 161.416 indirectos. El consumo per cápita en el país culminó el año pasado en 8,8 kilos, cuando el promedio mundial es de 20 kilos, según la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap).

Tampoco se acerca al consumo de la carne vacuna que, según la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán), está en 18 kilogramos Y aún más lejos está del consumo de pollo, cuya demanda —según la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi)— terminó 2021 en 34,2 kilos.

Colombia, por ser país tropical, cuenta con gran biodiversidad de peces, siendo los más representativos en producción e ingresos: la tilapia (nilótica y roja) que significó un 58% de la producción nacional del año pasado, la cachama que representó un 19% y la trucha con un 16%. En total se produjeron 179.351 toneladas de carne de pescado y camarón en el país, siendo el consumo per cápita de pescado de 8,8 kg.

Los departamentos que se destacan en la producción de piscicultura son el Huila con un 37%, el Meta con un 11% y el Tolima con un 10%; y aquellos que se dedican a la camaronicultura son: el departamento de Bolívar con un 87% y Nariño con un 13% de participación.

Va avanzando

No obstante, si bien el consumo actual parece bajo, según la Aunap, se debe entender que hace tres décadas este oscilaba entre 1,7 y 3,7 kilogramos per cápita por año y tras un trabajo progresivo para organizar a los productores y promocionar la ingesta, los datos consolidados de la entidad indican que “el sector produce aproximadamente 179.351 toneladas de carne de pescado y camarón”, lo que se traduce en un aumento del 117% frente a los niveles de hace una década.

Por otra parte, el precio puede ser un factor determinante al momento de decidir cuáles son las proteínas que van a la canasta, pero desde la Aunap se ha venido trabajando en los últimos años en el posicionamiento de las bondades y beneficios que generan el consumo de pescado. Esos beneficios reseñados son, en esencia, nutricionales, tal como lo ha resaltado la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Aporte del sector

Pese al bajo consumo que todavía se evidencia en Colombia, el renglón piscícola ya participa con el 0,3% de la riqueza generada en el país, una porción equivalente a unos $3 billones. Además, este sector aporta a la fuerza laboral del país generando 53.805 empleos directos y 161.416 indirectos; dando muestras de su importancia dentro la economía doméstica, aunque la oferta importada también tiene relevancia.

Para el año 2021 (a 31 de octubre) las importaciones ascendieron a 93.009 toneladas (…) con esta información se puede establecer que la participación de los peces importados en el consumo general del país es significativa. El 75% de las existencias provienen de otros países, siendo el pez basa, traído desde Vietnam, el que se ha ido convirtiendo en el más apetecido por el público.

En 2020 se exportaron 17.569 toneladas de tilapia, trucha y camarón, por valor de 92,4 millones de dólares. Este año fue uno de los mejores en la historia de la acuicultura del país, ya que se consolidó como el principal proveedor de tilapia para Estados Unidos, no solo de tilapia en filete sino también de tilapia en fresco.

Si se compara el año 2020 con el 2019, las exportaciones de tilapia y trucha crecieron 47,91% en volumen y 25,52% en valor. Así mismo, se destaca la tilapia roja entera fresca que registró un crecimiento de 474,3% en volumen. Durante la última década, las exportaciones de tilapia y trucha han crecido 320% en volumen y 263% en valor, pasando de 4,032 toneladas en 2011 a 12,899 toneladas en 2020 y de 26,6 millones de dólares en 2011 a 70,1 millones de dólares en 2020.

Durante la última década, las exportaciones de tilapia y trucha han crecido 320% en volumen y 263% en valor, pasando de 4,032 ton en 2011 a 12,899 ton en 2020 y de 26,6 millones de dólares en 2011 a 70,1 millones de dólares en 2020. En los dos primeros meses de 2021 el sector continuó su crecimiento en las exportaciones en un 47% contrastado con el año pasado.

Uno de los retos para el 2022 consiste en mejorar la productividad y la competitividad del sector acuícola y pesquero nacional. Además, se enfocará en continuar promocionando el consumo del pescado. Por otra parte, los distribuidores nacionales deberán hacer frente a unas importaciones más costosas, teniendo en cuenta que el dólar está costando $4.000 y no bajaría de precio en el corto plazo. El valor de la divisa ha impactado también a los pescadores nacionales causando incrementos en el combustible para las embarcaciones y en los insumos para peces de cultivo.

Bajo consumo

El consumo de pescado per cápita en Colombia es bajo básicamente por la cultura alimentaria y por los costos. A pesar de tener dos costas y ríos influye la capacidad de compra de los consumidores finales. Entre las proteínas de origen animal hoy el precio de  la carne de res está cercano al del pescado. Eso no ha sido permanente, es coyuntural, pero puede volverse estructural. La carne de cerdo tiene un precio más bajo que la de res y el pollo y el huevo tienen hoy un precio más alto, igualmente los lácteos. El consumidor final tiene opciones de adquirir diferentes proteínas dependiendo de factores socioeconómicos.

Boyacá es uno de los más altos consumidores en el país, por la trucha, el más alto es la Amazonía, porque no hay otra alternativa, sobrepasan los 80 kilos por persona por año. El pescado estrella del país es la tilapia, que se produce principalmente en la represa de Betania, en el Huila, el segundo productor es Antioquia, que también produce trucha y también están Meta y Tolima. Increíblemente los mayores productores de pescado son departamentos que no tienen costa.

Y aunque las cifras no son tan buenas, tres décadas atrás el consumo oscilaba entre 1,7 kilos y 3,7 kilos per cápita por año, sin embargo, los números que han ido creciendo tras un trabajo progresivo para organizar a los productores y promocionar la ingesta. Los datos consolidados de la entidad indican que el sector produce aproximadamente 179.351 toneladas de carne de pescado y camarón, lo que se traduce en un aumento del 117 % frente a los niveles de hace una década.

Por otra parte, el precio puede ser un factor determinante al momento de decidir cuáles son las proteínas que van a la canasta, pero desde la Aunap se ha venido trabajando en los últimos años en el posicionamiento de las bondades y beneficios que generan el consumo de pescado.

La tilapia roja entera fresca registró un crecimiento de 474,3% en volumen.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto