Vota Huila
Diario del Huila
Vota Huila

El programa de responsabilidad social empresarial  (Segunda parte) 

May 7, 2021 | 0 Comentarios

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 El programa de responsabilidad social empresarial  (Segunda parte) 

Contar con un programa de RSE, definido, sólido, de impacto y con resultados ha sido tarea de MYPIMES y grandes empresas. Ya no se trata de una iniciativa voluntaria, sino de una estrategia de mercado en que la RSE otorga valor a la marca, mejora la imagen corporativa y el desempeño financiero, genera confianza por parte de las comunidades o grupo de población beneficiario, fideliza a los consumidores, ya que todos nos inclinamos a comprarle a una empresa que es responsable socialmente.

La  Universidad Externado de Colombia en su especialización en RSE recomienda algunos pasos para crear un programa de responsabilidad social empresarial: en primer lugar ser una empresa que cumple la legislación vigente y las normas en sus operaciones; apuntarle a  responder en forma sostenible y efectiva a las necesidades y problemáticas  ambientales y económicas de la sociedad, localizando temas críticos  que requieren planes de acción y compromisos; dialogar con  sus grupos de interés y  contar con la participación de las partes interesadas (comunidades de la zona de influencia, y beneficiarios directos de las inversiones,  a fin de no  imponer sino construir un programa que tenga en cuenta las necesidades, preocupaciones y expectativas de todos los implicados, generando  confianza; analizar a fondo los objetivos de la organización,  perspectivas y planes futuros, la misión y visión, así mismo los valores corporativos  buscando  que el programa de RSE  apoye el logro del futuro deseado; identificar proyectos viables en cuanto a la disponibilidad de presupuesto, capacidades del talento humano y tiempo  que la organización puede dedicar al servicio de la RSE a fin  de determinar en qué medida cumplirá los objetivos y las expectativas de los grupos de interés; aspecto importante es  revisar los planes de gobierno, de tal manera que  las acciones de RSE se traduzcan en aportes significativos al desarrollo de las  políticas públicas sociales (salud, educación, empleo, servicios públicos); evaluar continuamente  su desempeño mediante indicadores de gestión; finalmente comunicar y  reportar resultados de manera, clara, veraz, periódica y trasparente generando  confianza en el proyecto. Una buena planificación impide caer en el asistencialismo o en actividades cortoplacistas.

Las empresas que no deseen implementar un programa de RSE, pueden optar por la modalidad de las donaciones, que según el Estatuto Tributario es “el acto  mediante el cual una persona transfiere a otra, gratuitamente, una parte o la totalidad de sus bienes presentes, sin remuneración alguna. También es el  traslado de recursos que se conceden a instituciones sin fines de lucro, organismos descentralizados y fideicomisos que proporcionan servicios sociales de interés general. Podrán recibir donaciones: las asociaciones, corporaciones y fundaciones, sin ánimo de lucro cuyo objeto social y actividad correspondan al desarrollo de la salud, la educación, la cultura, la religión, el deporte, la investigación científica y tecnológica, la ecología y protección ambiental, la defensa, protección y promoción de los derechos humanos y el acceso a la justicia o de programas de desarrollo social, siempre y cuando las mismas sean de interés general.

En el Huila existen muchas entidades sin ánimo de lucro, que cumplen con los requisitos para ser beneficiarias de la donación que da derecho a deducción de impuesto a la renta,  consagradas en el numeral segundo del artículo 125, y para certificar la donación deberá reunir condiciones como:   ser  reconocida como persona jurídica sin ánimo de lucro,  estar sometida en su funcionamiento a vigilancia oficial, clasificada por la DIAN como de régimen especial; cumplir  con la obligación de presentar la declaración de ingresos y patrimonio o de renta, según el caso.  Llevar contabilidad  acorde a la normas  y manejar, en depósitos o inversiones en establecimientos financieros autorizados, los ingresos por donaciones.

La empresa o persona natural donante tiene la facultad de definir a que grupo de población vulnerable desea atender y que clase de programa o proyecto desea orientar, evaluar resultados permanentemente y conocer su impacto, al mismo tiempo la Fundación y/o entidad sin ánimo de lucro ESAL receptora   deberá rendir informes exhaustivos de los objetivos y metas cumplidas. Con Responsabilidad Social todos ganamos.

Sostenibilidad de las entidades sin ánimo de lucro

Autor: DHWeb

Contenido relacionado

Suscripción Digital

Península Bosque Residencial

Península

Nuevo apartamento modelo, visítenos en la Calle 8 # 50- 61 Neiva

Tal vez te gustaría leer esto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.