Gratos encuentros celébranos este fin de año alrededor de una copa de vino artesanal preparado por doña Lola en su humilde casa campesina a orillas de la vía al mirador turístico que se encuentra en el municipio de Rivera, en la vía que conduce desde el corregimiento de la Ulloa hasta la zona media de la cordillera oriental en dirección a los paraderos turísticos temáticos alusivos al vino de uva, que cada día ganan más y más adeptos en este sector.

Me declaro dulcemente encantado con la versión de Vino semi seco de Uva Doña Lola, añejado durante un año, servido a una temperatura de 9 o 10 grados centígrados. Es realmente muy agradable al paladar y su cantidad de alcohol tiene la fabulosa capacidad de llevarnos al estado de ánimo adecuado con la primer copa. Doña Lola tuvo la generosidad de darme una prueba exclusiva de una botella que tenía bien guardada desde hace un par de años. Realmente valió la pena haberme dejado llevar por quienes encontraron este pedazo de paraíso que aún está por descubrir. Ahora voy con regularidad a comprar dos o tres botellas. El viaje a esta zona también vale la pena, el circuito turístico Neiva, el Caguán, La Ulloa, Rivera, está bien pavimentado y aunque la vía es angosta se encuentra en buen estado. Ahí también probé el vino dulce y el seco. Lo hay de mango y otras frutas locales. Toda una variedad para el gusto de todos.

El fin de año también fui a conocer el bello Proyecto Fort a Park en Fortalecillas. Octavio Arbeláez estuvo dispuesto para recibirnos en diciembre. El año entrante ojalá con hospedaje para disfrutar de una noche mágica, bajo la guardia de la imponente Loma de Las Cruces. En Fortalecillas el turismo está emergiendo gracias a la visión y esfuerzo de unos pocos héroes.

Para el primer puente del año, visité la finca Cafetera de Óscar en la zona de La Julia en la vía a Aipecito en Neiva. Aunque el lugar es absolutamente hermoso, allá no van ni las Chivas, mejor conocidos cómo Mixtos. La carretera es un total desastre y nadie ha ido a atender esta comunidad en el último año.

Hay un potencial increíble en todo esto pero se requiere de apoyo. Ojalá estemos a tono para apoyar estas iniciativas que nacen de gente como doña Lola, Óscar o don Octavio. Soñadores que están dando su vida para cumplir su sueño.