Un comité de ética acompaña a los médicos en la dura decisión. Pacientes que no lograr UCI reciben otros tratamientos o se remiten a otras partes del país.

«Conviene subrayar que los dilemas éticos no corresponden a la elección entre el bien y el mal, o lo correcto y lo incorrecto, sino que se trata de un conflicto aparente entre dos imperativos éticos, dos caminos del bien, que en un momento dado se enfrentan, se contraponen y nos imponen elegir, a sabiendas de que tomar un camino es abandonar el otro», declaró el mandatario departamental.

Ante la contingencia, los médicos tienen acompañamiento de un comité ético que los acompaña y asesora a la hora de tomar las duras decisiones. A los pacientes que no se les asigna cama UCI se les indican otros tratamientos o se remiten a otras partes del país.

Según Suárez, la aplicación del “triaje ético” busca evitar que los pacientes sean discriminados por razones no que se sustenten en datos científicos.