«Las primeras lágrimas del año. Acabo de hablar con mi hijo Andrés Gustavo Petro, le han dado el asilo político en Canadá. No sé por qué tiene que ser así. Este país duele y sobre todo tener que aceptar que los hijos se vayan para estar a salvo».

El mensaje es de Mary Luz Herrán Cárdenas, exesposa del senador Gustavo Petro, y se refiere a su hijo, de 28 años, quien el lunes fue notificado por Canadá del otorgamiento de asilo político.

En diálogo con EL TIEMPO, la exesposa de Petro confirmó que la protección que Canadá aprobó se basó en amenazas contra el político y en un episodio de 2011.

«Andrés Gustavo se fue a estudiar hace tres años a Canadá y pidió el asilo hace año y medio. Él estuvo para la campaña a la Presidencia y no es fácil para un muchacho andar con escoltas. Además, sufrió un atentado en 2011», explicó Herrán.

Según narró, en esa época era estudiante de psicología en Los Andes y se movía desde la casa de su abuelo hasta la estación de Las Aguas.

«El 31 de octubre de 2011, un hombre lo abordó en la estación y le dijo: ‘Me mandaron a chuzarlo. ¿Quién es usted?’. Cuando Andrés Gustavo le dijo que era el hijo de Gustavo,  le dijo que un hermano suyo había votado por él y le dijo: ‘Piérdase’ «, asegura Herrán.