DIARIO DEL HUILA, ECONOMÍA

Por: Rolando Monje Gómez

El Índice de Precios del Productor (IPP) es un indicador económico que presenta la variación promedio de precios de una canasta de bienes representativa de la producción nacional e importaciones.

Los precios al productor en Colombia subieron un 1,12% en junio, respecto a mayo, impulsados por un alza de los costos la minería y las industrias manufactureras, informó el viernes el Departamento Nacional de Estadísticas (DANE).

En junio del año pasado el índice había registrado un alza de 1,75%. El dato del sexto mes de este año se ubicó por debajo del alza de 3,21% de mayo.

En junio de 2021, los precios asociados a los sectores de Explotación de minas y canteras subieron un 5,05% en el sexto mes, los de las Industrias manufactureras un 1,22%, presentaron variaciones superiores a la media (1,12%), mientras que el sector de Agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca bajaron un -3,14%), fue el único que registró una variación negativa, precisó el Dane.

Las subclases Clasificación Central de Productos, CPC, que se destacaron por su contribución positiva en el mes, fueron: aceites de petróleo y aceites obtenidos de minerales bituminosos, crudos (5,45%), frutas de pepita y frutas de hueso (16,16%) y hulla sin aglomerar (6,50%), que en conjunto aportaron 1,08 puntos porcentuales a la variación del Índice de Precios de la Producción Nacional.

En contraste, las principales contribuciones negativas a la variación correspondieron a las siguientes subclases CPC: papas (-36,79%), hortalizas de raíz, bulbosas y tuberosas (-39,08%) y plátanos (-13,63%), que en conjunto restaron 0,73 puntos porcentuales a la variación del Índice de Precios de la Producción Nacional.

El IPP es un referente anticipado de los precios al consumidor, la principal medida de la inflación local.

En el primer semestre de 2021 el IPP de la producción nacional presentó una variación año corrido de 14,01% en comparación con una caída de 4,20 en el mismo periodo del año pasado.

En lo corrido de 2021 hasta junio, los sectores de Minería (40,95%) y Agricultura, ganadería y pesca (15,58%) presentaron variaciones superiores a la media (14,01%), mientras que el sector de Industria (8,03%) registró una variación inferior a la media.

Las subclases CPC que se destacaron por su contribución positiva en lo corrido del año, fueron: aceites de petróleo y aceites obtenidos de minerales bituminosos, crudos (53,79%), hulla sin aglomerar (23,96%) y ganado bovino (27,38%), que en conjunto aportaron 6,46 puntos porcentuales a la variación del Índice de Precios de la Producción Nacional.

En contraste, las principales contribuciones negativas a la variación correspondieron a las siguientes subclases CPC: arroz (-17,87%), plátanos (-11,96%) y hortalizas de raíz, bulbosas y tuberosas (-13,22%), que en conjunto restaron 0,27 puntos porcentuales a la variación del Índice de Precios de la Producción Nacional.

En los últimos 12 meses hasta junio, los precios acumularon un alza de un 17,96%, en comparación con la caída de 1,92% para el mismo periodo de 2020.

En junio de 2021 comparado con junio de 2020 los sectores de Minería (64,40%) y Agricultura, ganadería y pesca (19,84%) presentaron variaciones superiores a la media (17,96%), mientras que el sector de Industrias manufactureras (9,17%) registró una variación inferior a la media.

Las subclases CPC que se destacaron por su contribución positiva en los últimos doce meses fueron: aceites de petróleo y aceites obtenidos de minerales bituminosos, crudos (84,24%), hulla sin aglomerar (46,63%) y frutas de pepita y frutas de hueso (115,94%), que en conjunto aportaron 9,10 puntos porcentuales a la variación del Índice de Precios de la Producción Nacional.

En contraste, las principales contribuciones negativas a la variación correspondieron a las siguientes subclases CPC: arroz, semiblanqueado, blanqueado o molido (-16,41%), plátanos (-27,23%) y hortalizas de raíz, bulbosas y tuberosas (-34,25%), que en conjunto restaron 0,82 puntos porcentuales a la variación del Índice de Precios de la Producción Nacional.

En el mes de junio, los precios de los bienes finales producidos y consumidos registraron una reducción de 0,42%, el IPP de los bienes finales de la oferta interna presentó una reducción de 0,33% y los precios de los bienes finales importados presentaron una reducción de 0,10%.

Durante el mes de junio la mayor variación positiva se presentó en Bienes de Consumo Intermedio (1,20%), mientras que los Bienes de Consumo Final presentaron la mayor variación negativa (-0,55%).

Cómo estuvo en mayo

Los precios al productor en Colombia aumentaron un 3,21% durante mayo, debido a un repunte generalizado en los costos de los diferentes sectores, según informó el Departamento Nacional de Estadísticas (Dane).

El fuerte incremento se dio en medio de una ola de protestas sociales y bloqueos de vías a nivel nacional, que afectaron la producción y el suministro de diversos bienes.

El aumento de los precios, medidos a través del Índice de Precios al Productor (IPP), superó al reportado en mayo del año anterior, de 1,25%, así como al 1,12% de abril pasado.

Los precios asociados a la agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca subieron un 6,75% en mayo, mientras que los del sector de explotación de minas y canteras se incrementaron un 5,77% y los de las industrias manufactureras aumentaron un 1,67%, precisó el Dane.

Entre enero y mayo los precios al productor subieron un 12,81%, en comparación con una caída de 5,85% en el mismo tramo de 2020.

En tanto, en los últimos 12 meses, los precios acumularon un incremento de 18,77%, frente a una caída de 5,16% en igual lapso del año previo.

Según un sondeo, los precios al consumidor en mayo habrían aumentado un 0,66%, más que el 0,59% que se registró en abril y muy lejos de la caída de un 0,32% que registraron en mayo del año pasado, también afectados por las protestas, que se mantienen activas.

Qué es el IPP

El índice de Precios del Productor (IPP) es un indicador de la evolución de los precios de venta del productor, correspondientes al primer canal de comercialización o distribución de los bienes transados en la economía. La diferencia con el índice de precios al consumidor (IPC) se explica porque un bien puede ser comercializado o distribuido por diferentes intermediarios que modificarán el precio de venta hasta llegar al consumidor final.

Este índice mide los cambios en los precios en la primera etapa de comercialización, de una canasta de bienes representativa de la oferta interna total da la economía. De esta forma, el precio objetivo que se tendrá en cuenta es el de fábrica si es un bien producido internamente, o el de la primera venta en el país si es un bien importado. Este índice es calculado por el Banco de la República.

Al igual que el índice de precios al consumidor, éste se utiliza como indicador de inflación y deflación, en especial cuando el análisis de estos fenómenos trata de determinar posibles presiones sobre los precios internos derivados de desequilibrios enfrentados en el sector que comercia con el exterior.

La razón es que en esta clase de operaciones de comercio entre naciones el cálculo de precios del productor o al por mayor es relevante porque a ese nivel se realizan, en su mayoría, las ventas o las compras.

En lo corrido de 2021 hasta junio, los sectores de Agricultura, ganadería y pesca (15,58%) presentaron variaciones superiores a la media (14,01%).