Tras la llegada al país de los integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dependencia de la OEA, este lunes darán inicio a su agenda de trabajo con una serie de reuniones con órganos de control así como con la vicepresidenta-canciller Marta Lucía Ramírez.

El organismo solicitó esta visita para corroborar en terreno la situación de derechos humanos por las denuncias que se han presentado de graves afectaciones en lo corrido del paro nacional.

Entre las 8:00 y 9:30 de la mañana la CIDH sostendrá una reunión con la vicepresidenta-canciller Ramírez y posteriormente con los órganos de control que le presentarán sus informes de lo que ha sucedido en el paro.

En ese sentido, entre las 9:30 a.m. y 10:30 a.m. los comisionados dialogarán con la procuradora general Margarita Cabello; entre las 11:00 a.m. y 12:00 con el defensor del Pueblo, Carlos Camargo. Posteriormente, entre las 12:45 a.m. y 1:45 p.m. el encuentro será con el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa.

Mañana los comisionados de la CIDH se dividirán en dos grupos para realizar su trabajo, uno que estará en Bogotá y otro en Cali, esta última ciudad que ha registrado los mayores hechos de violencia y muertos en las protestas. Los comisionados en Bogotá se reunirán en horas de la mañana con integrantes del Gobierno nacional, como los ministros del Interior, Justicia, Salud, Hacienda, Agricultura, Comercio, Educación, Trabajo, Transporte, Defensa así como con la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Luego los comisionados sostendrán un encuentro con el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, y el comandante de la policía Metropolitana de Bogotá, general Eliécer Camacho. Posteriormente entre las 2:30 p.m. y las 7:15 p.m. la CIDH tiene previsto reunirse con distintas organizaciones de la sociedad civil ante las denuncias de asesinatos y presunta violencia institucional registrada en el marco del paro nacional, donde se hablará de fallecidos, heridos y traumas oculares.

Otro tema que se abordará con las organizaciones sociales es la violencia de género que se habría producido por parte de uniformados de la Policía en el marco del paro, incluyendo de tipo sexual, mientras que la CIDH en Cali el día de mañana tiene agendado reunirse con integrantes del Concejo, luego con representantes de la regional del Instituto de Medicina Legal.

En seguida se reunirán con integrantes de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la no Repetición, así como con la Unidad Nacional de Búsqueda de Desaparecidos. Posteriormente la CIDH se reunirá con delegados de organizaciones de la sociedad civil para tratar los temas de violencia con enfoque étnico-racial, incluye a la minga indígena; violencia contra defensores de derechos humanos así como violencia de género.

También tendrá la CIDH una reunión para abordar el tema de las agresiones a periodistas y con las unidades médicas que han atendido personas heridas durante las manifestaciones. La Comisión documentará las denuncias de violaciones a los derechos humanos, priorizando escuchar los testimonios de las víctimas y sus familiares.

Así como «se reunirá con diversos sectores, incluyendo autoridades de distintos niveles de los poderes públicos, representantes de la sociedad civil, colectivos, sindicatos y gremios», explicó el organismo.

Lo que espera el Gobierno

Hace unos días la Canciller explicó que se reunió con los organismos de control para definir el formato en que se realizará la audiencia privada solicitada por el Estado colombiano a la CIDH antes de la visita de trabajo.

Al respecto, dijo que dicha visita se hará “de acuerdo con un formato para que (los magistrados) escuchen con total objetividad a las personas que se dicen víctima de cualquier atropello de los derechos humanos y a esa inmensa mayoría de colombianos que también quieren ser escuchados”.

“Esperamos que los magistrados escuchen al Estado colombiano, que escuchen a los distintos sectores de la sociedad civil afectados por estos destrozos a partir del 28 de abril, que escuchen la voz de inconformidad válida de muchos colombianos”, insistió Ramírez.

La Vicepresidenta aseguró que Colombia es un Estado de derecho en el que se respetan los derechos humanos, y añadió que “la protesta pacífica jamás podrá oscurecerse con los hechos vandálicos de unos pocos que aprovechan el sentir de nuestra juventud en un clamor que compartimos para que el país avance hacia esa inclusión social».

En ese sentido, la nueva Ministra de Exteriores aseguró que “todo exceso de la Fuerza Pública debe evitarse, y en caso de presentarse debe ser investigado con total autonomía” de la justicia.