Categorías: Economía

En solo diez meses la actividad económica cayó 7,25%

DIARIO DEL HUILA, ECONOMÍA

Rolando Monje Gómez

El Dane, Departamento Administrativo Nacional de Estadística, informó que el Índice de Seguimiento a la Economía (ISE) durante noviembre de 2020 evidenció que la economía colombiana decreció 3,39%, frente al alza de 3,14% en noviembre de 2019.

Luego de una contracción profunda de la economía en abril (20,5%), en noviembre la actividad productiva del país continuó mostrando señales de mejora como consecuencia del levantamiento del aislamiento obligatorio y de algunas medidas para impulsar el comercio, como el día sin IVA.

Indicador de Seguimiento a la Economía, variaciones anuales en volumen.

Entre enero y noviembre de 2020, la economía colombiana cayó -7,25 % frente al mismo periodo de 2019, cuando se registró un crecimiento de 3,14 %. Según Oviedo, los meses que más contribuyeron a esa caída fueron abril y mayo, que sumaron -2,26 puntos porcentuales.

En su serie original, para noviembre de 2020, las actividades primarias (agropecuarias y explotación de minas y canteras) decrecieron 10,68% contribuyendo con -1,22 puntos porcentuales (pps) a la variación anual del ISE; las actividades secundarias (industrias manufactureras y construcción) decrecieron 6,76% y contribuyendo con -1,24 pps a la variación anual.

Las actividades terciarias (suministro de electricidad, distribución de agua, comercio al por mayor y al por menor, transporte, alojamiento y servicios de comida, actividades financieras y demás) decrecieron 1,32%, contribuyendo con -0,92 pps a la variación anual del ISE.

Esta cifra es la más baja presentada en medio de la pandemia y confirma así el proceso de reactivación, pues, en marzo, la crisis inició con una contracción de -4,42%, problemática que continúo en -20,55% durante abril, -16,23% en mayo, -10,95% en junio, -9,52% en julio, -10,34% en agosto, -75 en septiembre y -4,52% en octubre.

De hecho, explicó Juan Daniel Oviedo, director del Dane, “los meses de abril y mayo explican -2,26 puntos porcentuales de toda la contracción. Es decir, representan aproximadamente la tercera parte de la caída de la economía colombiana”, apuntó.

Pasados esos dos meses, el país comenzó a retomar lentamente los niveles de actividad que tenía previos a la pandemia, luego de que en septiembre se levantara el aislamiento obligatorio en todo el país y se empezaran a flexibilizar las restricciones a la movilidad.

Durante el mismo mes de 2019, las actividades primarias y terciarias crecieron 2,63% y 4,47%, respectivamente, mientras que las actividades secundarias presentaron una variación negativa de 0,70%, comparadas con el mes de octubre de 2018.

Ese comportamiento se explica, sobre todo, por el buen desempeño de las actividades inmobiliarias, la administración pública, educación y salud, las cuales fueron las únicas dos que tuvieron resultados en verde, con un alza de 1,7% y 2%, respectivamente.

Indicador seguimiento a la economía, actividades primarias, secundarias y terciarias.

Para el mes en mención, el ISE presentó un alza mensual de 1,23% respecto octubre de 2020, que registró una variación positiva de 3,88% con relación a septiembre del mismo año.

En noviembre de 2020, en su serie corregida de efecto estacional y calendario, las actividades secundarias y terciarias crecen 0,61% y 1,70%, respectivamente; las primarias decrecen 1,32%, comparadas con el mes de octubre de 2020.

Si se mira por actividades, las que tuvieron una importante recuperación en noviembre fueron las terciarias, que son las que pesan el 67% y representan las relacionadas con el comercio y servicios. Luego de una caída de 43,6% en abril, este conjunto de sectores tuvo una contracción menor en noviembre de 6,8%.

El avance de las actividades terciarias en noviembre comparado con octubre, muestra que el sector servicios ganó tracción durante el onceavo mes del año y se benefició por la reducción en las restricciones de actividad.

Actividades secundarias

Por su parte, las actividades secundarias, que son las manufacturas y la construcción y tienen una participación del 20% en la economía, tuvieron una contracción de 6,8% en dicho mes, lo que significó una contribución de 1,2 puntos porcentuales del ISE en el onceavo mes del año. Eso contrasta con lo que se registró en abril, cuando ese mismo dato llegó a -43,6%, o en mayo, cuando fue de -28%.

Aunque en las actividades secundarias y terciarias se ve una tendencia positiva en la actividad económica, las primarias muestran un panorama mucho más nublado. Eso es porque, según reveló el Dane, la explotación de minas y canteras y la agricultura tuvieron una contracción importante de 10,7% en noviembre, parecido a lo que se registró en abril (-11,4%) o en mayo (-10,7%).

El comportamiento de estos sectores se explica por la situación de mercados internacionales con respecto a los precios del petróleo y del poco consumo de algunos combustibles, por cuenta de las restricciones de la movilidad.

Se notó que las actividades primarias continuaron cayendo y, frente al mes de octubre, mostraron una nueva contracción ante una menor dinámica en actividades mineras, especialmente en la producción de carbón.

El reto del año perdido

Con el dato de noviembre, ya hay una aproximación más cercana de cómo cerraría el desempeño de la economía para el 2020 y fijaría los insumos para tomar decisiones para impulsar la recuperación en 2021.

De acuerdo con el Dane, el ISE en el año corrido a noviembre fue de -7,3%, lo que se acerca a las estimaciones de algunos centros de estudio, organismos internacionales y del Gobierno, que creen que al cierre de 2020 la economía colombiana podría caer entre 6% y 8%.

Para diciembre, se esperaba alguna moderación del ritmo de actividad, en especial por la anticipación del gasto y algunas medidas que restringieron la movilidad y pudieron haber afectado sectores de servicios especialmente.

Con un descenso de la economía cercana al 7% u 8% en 2020, el país enfrenta ahora el reto de recuperar lo perdido el año pasado y que, con las cuarentenas y cierres que se han dado este año por el pico de contagios, configura un reto aún mayor.

En 2021, la recuperación económica bajará su velocidad ante los cierres en las principales ciudades y regiones de Colombia. No obstante, se percibe que las restricciones son menores a las impuestas el año anterior, y eso eventualmente podría ayudar a que la actividad económica retome su recuperación más rápido.

Manufactura empieza la dinámica

El desempeño anual de la industria manufacturera entre noviembre de 2019 y noviembre de 2020 se ubicó en terreno negativo con variaciones de -0,2 % en producción real, -1,4 % en ventas reales y -6,1 % en personal ocupado, lo que daría cuenta de una senda de recuperación, pues si se revisan las cifras del año corrido, es decir entre enero y noviembre de 2020, las caídas son de -8,9 %, -8,7 % y -5,9 %, respectivamente.

Las contracciones de la producción real vienen acompañadas de una importante reducción de personal ocupado, tanto temporal como permanente.

Sin embargo, el sector está regresando a sus intervalos naturales de crecimiento, el ciclo de reactivación está llevando a dinámicas propias de la industria. De hecho, la caída en la producción del pasado mes de noviembre (-0,2 %) es 10 veces menor a la del mismo periodo en 2019 (-2 %), cuando no había pandemia.

Justo antes de iniciar la pandemia la industria manufacturera venía creciendo a niveles importantes, en febrero de 2020 la producción fue de 4,6 %, pero para abril cayó a -35,9, la contracción histórica más importante desde que el DANE hace esta medición. Además, las cifras dejan ver que la reactivación del sector se vio interrumpida por las medidas sanitarias tomadas en julio y agosto.

La vuelta a la normalidad también se evidencia en el comportamiento de las variaciones intermensuales de la producción, cuya serie ya luce gráficamente como antes del Covid-19, a pesar de los fuertes cambios del año pasado: en abril cayó 26,6 % frente a marzo, lo que significa que se produjo una cuarta parte menos; luego, en mayo, subió a 15,9 %.

RECUADRO

Datos clave

La caída en la producción de noviembre de 2020 (-0,2 %) es 10 veces menor a la del mismo mes en 2019 (-2 %), cuando no había pandemia.

Las ventas del comercio minorista cayeron 8,4 % entre enero y noviembre de 2020, si se excluyen comercio y combustibles la variación es solo de -1,5 %.

Todas las actividades terciarias se encuentran en terreno negativo, a excepción de las financieras y de seguros, que tienen una expansión anual de 1,34 %, y las actividades inmobiliarias, que registraron 1,05 %. Las actividades de comercio al por mayor y al por menor, transporte, alojamiento y servicios de comida fueron las que más cayeron durante el año, con una contracción de 15,80 %.

Le siguen actividades profesionales, científicas, de servicios administrativos y de apoyo (-4,46 %), información y comunicaciones (-2,9 %), administración pública, defensa, salud, actividades artísticas y de entretenimiento (-2,76 %) y suministro de electricidad y distribución de agua (-2,70 %).

DHWeb

Entradas recientes

A la hora de pagar las deudas, primero está la vivienda

  En medio de la pandemia, los colombianos dieron prioridad a los pagos de los…

1 hora hace

A los bloqueos se suma el incremento del precio de insumos agrícolas

  Incertidumbre por el incremento de los precios de los insumos que se afectan con…

1 hora hace

Margie sueña con tener su propia cafetería

  Margie Soto Rivera llegó desplazada a Neiva. Hoy, tiene un negocio de buñuelos y…

1 hora hace

Terminal de transportes de Neiva, aunque está abierta no tiene despachos a ningún destino

  Uno de los sectores más afectados desde el pasado miércoles 28 de abril con…

1 hora hace

Detectan por primera vez una invasión de camalote en el río Guadalquivir

  Así lo ha indicado a Efe el profesor de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad…

1 hora hace

Costo de vida creció 0,62% en Neiva

En abril de 2021 la variación mensual del IPC fue 0,59%, la variación año corrido…

2 horas hace