Por Adwar Casallas

Ingeniero de Petróleos

Especialista Gerencia Abastecimiento

MBA Candidato

Adwar.casallasc@javeriana.edu.co

A propósito del foro sobre la nueva Ley de Regalías llevada a cabo por el Diario del Huila el pasado 26 de noviembre (primer foro a nivel nacional), se debe resaltar que la Ley 2056 de 2020 fue aprobada en un muy buen momento para beneficio del departamento del Huila. Lo que la antigua Ley (1530 del 2012) le había recortado a nuestra región, ésta se la devolvió y con mayores beneficios. Si bien es cierto que la disminución del presupuesto fue drástica, las exigencias de las comunidades en los municipios petroleros no disminuyeron, por el contrario, aumentaron debido a los compromisos en las consultas previas, por las necesidades básicas de los municipios, tasas altas de desempleo y con una pandemia encima pues la situación no pudo ser peor. El proyecto establece un presupuesto de gastos con cargo al sistema durante estos dos años siguientes la suma entre 15,7 y 17.3 billones de pesos para inversión social directa, es decir, son los gobernadores y los alcaldes los directos responsables del manejo de estos recursos. Dichos recursos se distribuyen por porcentajes, y ahora, con la nueva ley, se aumentan en las regiones productoras y se mantienen en las no productoras. Esta cifra incluye asignaciones directas por un monto estimado en más de $3,8 billones para los departamentos productores; la asignación local que recibirán los municipios con mayores necesidades básicas es cerca de $2 billones de pesos; recursos para la inversión regional por más de $5,2 billones y asignación de saldos no comprometidos de vigencias anteriores, priorizando inversiones en vías terciarias, energía para zonas rurales, sector agropecuario, agua potable y saneamiento básico.

¿Pero cuáles son esos mayores beneficios de la nueva Ley? El Art. 71, autoriza la asignación directa de recursos a las comunidades étnicas donde los municipios destinarán el 4,5% y los departamentos el 2%. La ley también contempla recursos a la Ciencia, Tecnología e Innovación donde tendrá por primera vez participación directa las Universidades, y se destinarán 5% para temas ambientales.

El gobernador y los alcaldes del Huila tienen ahora un mayor deber de responderle a las comunidades con inversiones más eficaces, eficientes y transparentes o de lo contrario esta misma Ley permite quitarle los recursos que habían sido asignados por regalías según lo expuesto en el foro por la Dra. Amparo García – subdirectora Nacional de Planeación.