La Fiscalía General de la Nación entregó al Fondo para la Reparación a las Víctimas 23 bienes, avaluados en más de 10.000 millones de pesos, que pertenecerían a Guillermo León Acevedo, alias ‘Memo Fantasma’ y al Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

Estas propiedades están ubicadas en la Torre 85, en el norte de Bogotá, y corresponden a tres oficinas y 20 parqueaderos.

Sobre otros inmuebles de este mismo edificio, de acuerdo con el ente acusador, el Grupo de Persecución de Bienes ha radicado ante los magistrados de Justicia y Paz solicitudes de medidas cautelares adicionales por un valor superior a los 12.000 millones de pesos.

Cabe anotar que estas solicitudes hacen parte de las radicadas durante los últimos 18 meses, sobre bienes relacionados con ‘Memo Fantasma’ avaluados en más de $66.600 millones, la mayoría de ellos ubicada en Bogotá y otros a nivel nacional.

‘Memo Fantasma’ fue enviado a la cárcel el pasado 3 de julio por los delitos de lavado de activos agravado, enriquecimiento ilícito de particulares y concierto para delinquir.

Esto porque de acuerdo con la Fiscalía, en el pasado estuvo vinculado con las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), especialmente con el Bloque Central Bolívar, del que fue su financiador y el encargado de manejar la parte financiera de los dineros del narcotráfico, lo que le permitió adquirir múltiples bienes de manera directa o indirecta y hasta su captura continuaba delinquiendo a través del lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares.

“Este hombre dirige todo un entramado criminal con el objetivo de adquirir, invertir, ocultar, blanquear o darle apariencia de legalidad a esos bienes que fueron obtenidos de manera ilegal, con el fin de sanearlos en el tiempo a través de operaciones de compra y venta hacia él, pero con el concurso de su núcleo familiar, es decir de su madre Margot de Jesús Giraldo Ramírez y de su abuela María Enriqueta Ramírez viuda de Giraldo o de empresas como Cipres Asociados S.A.S, Productora de Arroz de Córdoba, Agropecuaria Cristalina, Inversiones Tanzania S.A.S entre otras”, dijo el ente acusador en la audiencia de imputación.

Esto para desarrollar proyectos inmobiliarios, según la Fiscalía, pero también actividades agrícolas o industriales. También en algunas ocasiones cuando se encontraban saneados los inmuebles, los ocultaban a través de fiducias, los vendían para que las autoridades les perdieran el rastro o los ponían a nombres de terceros.