Si todos los asistentes a un evento se someten a un test para detectar la presencia del patógeno en su organismo, el riesgo de infección disminuye, pero no totalmente. Por eso, los especialistas recomiendan complementar varias medidas de prevención.

Por Francisca Prieto

Queda poco más de algunos días para que 2020 se termine, algo que muchos alrededor del mundo esperan con impaciencia. Pero antes hay dos fiestas importantes que cierran el año, y que suelen celebrarse con la familia y los más cercanos: Navidad y Año Nuevo.

Pero, ¿qué se puede hacer para evitar que ambos eventos se conviertan en un foco de contagio de coronavirus? Según indicó a The New York Times KJ Seung, jefe de estrategias y políticas de respuestas al covid de la organización de atención médica sin fines de lucro Partners in Health, una opción es que todos los asistentes se sometan a un test para determinar si están o no contagiados.

“El riesgo de contagio disminuye significativamente”, con esa medida asegura Seung, pero “no por completo”, puntualiza. La razón de aquello es que un testeo de coronavirus negativo no garantiza que la persona no está contagiada, ya que lo que la prueba determina es la carga viral que tiene la persona en un momento específico. De esta manera, puede estar infectada, pero no haber desarrollado todavía suficiente carga viral como para que el contagio sea detectable.

Utilice la 'sana distancia' al digerir cualquier tipo de alimento.
Utilice la ‘sana distancia’ al digerir cualquier tipo de alimento.

“Sirve para filtrar a los que dan positivo o que definitivamente no deben reunirse con nadie”, complementa Esther Choo, médica de urgencia y profesora de la Universidad de Ciencia y Salud de Oregon, sobre los también llamados hisopados. “Un resultado negativo es apenas una instantánea en el tiempo (…) Lo que dice ese resultado es que en el segundo exacto de realizarse la prueba, el virus no fue detectado. Pero eso no significa que la persona no esté infectada”, añade por su parte Paige Larkin, microbióloga del Sistema de Salud de la Universidad NorthShore, Chicago.

Las tasas de infección son más altas ahora que nunca en Estados Unidos, y las pequeñas reuniones han sido una fuente de propagación viral.

Todo lo que se necesita es una persona infectada que no sepa que tiene el coronavirus para infectar a otros.

Recuerde: las personas pueden ser contagiosas dos o tres días antes de que aparezcan los síntomas; eso es algo que hace que este virus sea tan difícil de detener. Y es por eso que, incluso si se siente bien, debe usar tapabocas.

Entonces, ¿qué se debe hacer?

Según Michael Mina, epidemiólogo e inmunólogo de la Universidad de Harvard, una alternativa para mitigar el riesgo, es combinar el testeo negativo con una cuarentena de dos semanas, si es posible.

A esto se puede sumar que la reunión sea breve, idealmente al aire libre, usar mascarilla mientras no se come, y evitar tocarse y abrazarse, algo que sin duda resultará difícil especialmente la noche de Año Nuevo. Jeffrey Townsend, profesor de bioestadística en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, añade que para estar más seguros aún del bajo riesgo de contagio, es muy útil evitar todo contacto con otras personas durante al menos una semana antes de hacerse el testeo.

Eso no solo disminuye la exposición al contagio, sino que también le da al virus más tiempo de incubarse hasta desarrollar niveles detectables en personas infectadas. “Uno puede aislarse más tiempo y eso también es muy útil”, sostiene Townsend.

“Pero lo más importante es el testeo al salir del aislamiento, porque eso sí reduce significativamente las chances de generar un foco de contagio en la mesa familiar”, concluye.

Limite el número de personas: menos individuos significa menos oportunidades de exposición y tendrá más espacio para esparcirse.
Limite el número de personas: menos individuos significa menos oportunidades de exposición y tendrá más espacio para esparcirse.

¿Cómo puedo tener una reunión segura?

La forma más segura de celebrar este año es hacerlo solo con miembros de su hogar. Si celebra con amigos y parientes que no pertenecen a su hogar, necesita un plan de acción para reducir el riesgo de exposición.

Tenga en cuenta estas recomendaciones:

1) Limite el número de personas: menos individuos significa menos oportunidades de exposición y tendrá más espacio para esparcirse.

2) Usa mascarillas cuando no ingiera alimento o cuando este bebiendo.

3) Utilice la ‘sana distancia’ al digerir cualquier tipo de alimento. Trate de sentar a las personas a una distancia de al menos metro y medio como lo indican las autoridades de salud; coma afuera si puede.

4) Considere hacerse la prueba de COVID-19 antes de viajar o reunirse con su familia; esto es para quienes viene de afuera o de otras ciudades. No es una garantía, pero puede ayudar a detectar enfermedades. Recuerde aislarte entre el día del examen y la reunión.

5) Prepárese para aislarse durante algunos días después de viajar o participar en cualquier evento que involucre a personas de fuera de su hogar.