El expresidente Juan Manuel Santos rendirá el próximo viernes testimonio ante la Comisión de la Verdad sobre los falsos positivos, en un espacio con el que ese organismo busca dar contexto y ayudar a comprender uno de los mayores crímenes registrados en el conflicto armado en nuestro país.

Santos fue Ministro de Defensa entre 2006 y 2009, momento en el que se reveló que esos crímenes venían ocurriendo en varias regiones del país y fueron destituidos varios generales a raíz del escándalo.

De acuerdo con un informe de la JEP se tiene conocimiento de por lo menos 6.402 falsos positivos, o más propiamente dicho ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de la Fuerza Pública, para obtener beneficios como permisos y reconocimientos.

Según la JEP, aunque esta práctica se ha dado en el país desde 1978, el mayor número de casos se presentó entre 2002 y 2010, durante el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Según la Comisión de la Verdad, el testimonio de Santos tiene “el fin de aportar en el esclarecimiento de la verdad y brindar un contexto explicativo para el país, pero sobre todo para las víctimas, que ayude a comprender las causas y los impactos de este fenómeno que afectó a miles de familias.