DIARIO DEL HUILA, JUDICIAL

Luego de conocerse el caso de una mujer hallada en la vereda San Carlos del municipio de Altamira, drogada, golpeada y con aparentes signos de abuso sexual, familiares de la joven Nidia Mildred Suárez, de 22 años, oriunda de Tarqui Huila, exigen justicia y que las autoridades capturen al responsable.

La joven había salido el sábado 12 de diciembre, a una fiesta con algunos amigos, pero 24 horas después, fue hallada por desconocidos quienes la auxiliaron y la trasladaron a un centro de salud más cercano.

Según el reporte médico, Nidia presentaba trauma en su cráneo, fractura de tabique y laceraciones en varias partes de su cuerpo, a raíz de los múltiples golpes que recibió por parte de su agresor; que de acuerdo con su hermana es conocido y cercano en la zona de Tarqui.

“Mi hermana ya está mucho mejor. Por eso, yo llamé a la persona que está encargada de recibirle la declaración para la denuncia, y me dice que es mejor esperar a que se recupere y tomar la versión. Que no hay ningún afán porque legalmente tiene 15 días para tomar la declaración de lo que pasó a mi hermana”, afirmó Derly Carolina.

Por otro lado, el Héctor Suárez, padre de la joven, entre lágrimas narró lo que le sucedido a su hija. Él estaba laborando cuando su hija mayor lo llamó a contarle los hechos.

“Yo estaba en la vereda La Esmeralda cuando mi otra hija, la mayor me llamó a contarme que habían encontrado a Nidia desnuda, golpeada y violada, por los lados del Zapatero a la salida del puente de Altamira, entonces yo de inmediato me bajé al pueblo, cuando llegué ya la policía la había ido a recoger y estaba en el Hospital”, indicó el padre de la joven.

Cuando el padre llegó, su hija la mayor estaba alistándole ropa a la joven porque iba a ser trasladada al municipio de Garzón por la gravedad de las heridas.

“Una cosa es uno decir y otra decir ver cómo la encontraron. Ella quedó muy golpeada, le partieron la nariz de los golpes que le dieron en la cara, la verdad no se podía reconocer si era ella, se pudo reconocer por los tatuajes que tiene porque quedó muy golpeada”, sostuvo Suárez.

En este momento, la familia de Nidia pide justicia y que el responsable de tan reprochable hecho responda.

“Pedimos justicia, que capturen a la persona que le hizo esto a mi hija, él debe de pagar por este mal tan grande que ha hecho”, concluyó.

Además, su hermana agregó que “esto es muy difícil por lo que estamos pasando, nadie merece lo que le hicieron a mi hermana y peor que el responsable esté libre y que las autoridades no actúen”, puntualizó Derly Carolina.