Luego de que las autoridades regionales alertaran sobre la posibilidad de que se presentaran acciones criminales en el Catatumbo, en medio del proceso de vacunación contra la covid-19, el Ejército Nacional reveló que logró frustrar una acción terrorista contra un helipuerto instalado para recibir las vacunas en el Catatumbo.

“En la vereda Cuatro Esquinas del municipio de Teorama, en la zona del Catatumbo, miembros de la Fuerza de Despliegue Rápido adscritos a la segunda división del Ejército, ubicaron un campo minado con material explosivo dispuesto para atentar contra la fuerza pública y civiles ubicados en la zona, instalado por parte de las disidencias de las Farc que delinquen en la región”, señaló el comunicado de la fuerza pública.

En el sitio, se hallaron varios cilindros de 20 kilogramos, cordón detonante y otros explosivos, los cuales serían utilizados para activar las cargas.

El coronel Gerardo Ortiz Ramírez, comandante de la fuerza de despliegue Rápido del Ejército aseguró que este tipo de acciones violan el Derecho Internacional Humanitario.

“Esta área está diseñada para la llegada de las vacunas que serán distribuidas para el personal médico y los adultos mayores, es una clara violación de derechos humanos”, expresó el oficial del Ejército.

La preocupación se mantiene en la zona, donde las comunidades campesinas, expresaron la necesidad de decretar un cese el fuego de forma bilateral, para garantizar la llegada de miles de dosis de vacunas que serán aplicadas a la población civil en campos y zonas urbanas.