Un bebé de tan sólo dos meses, fue raptado por una manada de monos y ahogado en un estanque en la India.

En una cámara quedó grabado el momento en que los monos sacan al pequeño por la ventana de una vivienda en la ciudad de Baghpat, al norte de la India, dejándolo abandonado en un depósito de agua.

El pequeño se encontraba durmiendo bajo el cuidado de su abuela y cuando se percataron de que no estaba, dieron aviso a las autoridades, quienes desplegaron un operativo encontrando al pequeño ya sin signos vitales.

La población de este tipo de animales en Nueva Delhi, capital de la India es de aproximadamente 35 mil especímenes, no son cazados ni encerrados según sus creencias.