Por: Jorge Elíseo Cabrera Caicedo                                               

Así nos parece la crueldad infinita expresada por Diosdado Cabello vicepresidente del llamado partido socialista unido de Venezuela, cuando anunció “EL QUE NO VOTA, NO COME”, refiriéndose a las elecciones parlamentarias convocadas por el tirano Nicolás Maduro, para este seis de diciembre. El propio dictador Nicolás Maduro afirmó que “Daría premios a las comunidades con mayor participación en las legislativas”.

Jamás llegamos a pensar que las cabezas visibles del socialismo siglo XXI pudieran llegar a ese extremo para poder mantenerse en el poder, aunque es fruto de su propia filosofía, para poder manipular la voluntad de los ciudadanos, a base de darles de comer por la miseria generalizada, para perpetuar la tiranía.

Ese par de sujetos merecen con creces los calificativos de despiadados, faltos de compasión, insensibles y bárbaros. No puede ser de otra manera.

Quisiera escuchar las voces de protesta de quienes se ufanan de ser los defensores de los derechos humanos, ante tan aberrante violación.

Juan Guaidó había denunciado que los candidatos a la asamblea nacional (277 curules) estaban utilizando las cajas de alimentos de los denominados CLAP para promover sus campañas; entre otros, el propio hijo de Maduro Nicolás Ernesto.

Los sondeos previos indican que la participación de los ciudadanos en la elección de este domingo será muy baja, pero como es bien sabido, en Venezuela el resultado electoral será el que diga el régimen de Maduro, manipulando el voto electrónico a su antojo, con la complicidad del organismo electoral de ese país. Será toda una farsa. Ninguna veeduría electoral ofrece creebilidad alguna, como tampoco los observadores invitados, como los de Rusia.

Creemos que mientras subsista la dictadura de Maduro, “ejemplo” del sistema oprobioso y antidemocratico, no tendrá cabida en Colombia un régimen similar al del país vecino, afín con los postulados del Foro de Sao Pablo, o de Puebla, o del socialismo siglo XXI.

La oposición está promoviendo valerosamente una consulta popular, la cual contempla tres preguntas: 1) Si exigen el cese de la usurpación por Nicolás Maduro y convocan la realización de elecciones libres, justas y verificables; 2) Si rechazan el evento del seis de diciembre; 3) Si ordenan adelantar gestiones ante la comunidad internacional para rescatar la democracia.

Consideramos poco viable la participación libre de los ciudadanos venezolanos, dada la represion militar.

ADENDUM. Gratificante el informe del DANE sobre la recuperación de cerca de cinco millones de empleos, debido a la reactivación económica, en relación con el desempleo registrado del 21.4% en el mes de mayo pasado. Se debe mantener la economía abierta, observando el auto cuidado y los protocolos de bioseguridad en empresas, comercios y espacios públicos.