La Secretaría de Gobierno de Bogotá denunció que un grupo de indígenas Misak intentó derribar la estatua de Cristóbal Colón, ubicada en la Avenida el Dorado con Carrera 100.

De acuerdo con lo que explicó la entidad, los ciudadanos no pudieron cumplir su cometido, pues la Policía Nacional intervino.

Paralelo a ello, ciudadanos denunciaron, en redes sociales, que la intervención de la Policía habría sido violenta en contra de los indígenas, y que ahora hay una barrera humana, hecha por los uniformados, para evitar que el monumento sea modificado de una u otra manera.

Medios independiente, como la revista Hekatombe, reportaron, por medio de imágenes, el uso de gases lacrimógenos para disipar las concentraciones ciudadanas en la zona.

“Gran cantidad de Fuerza Disponible de la Policía está custodiando la estatua de Cristóbal Colón de la calle 26 con carrera 98. En este punto convocó concentración el Pueblo Misak. La Fuerza Pública está lanzando gases lacrimógenos”, se lee en uno de sus más recientes trinos, con una fotografía en la que se ve a la policía rodeando la estatua.

 

Foto: Revista Hekatombe