DIARIO DEL HUILA, NEIVA

Por: Amaury Machado Rueda

Fotografías: Rolando Monje

Locales cerrados por no poder funcionar, productos que se están perdiendo, viviendas sin acceso a internet, son entre otras las afectaciones que manifiestan padecer los comerciantes y comunidad en general de varios sectores de la ciudad, debido a los cortes de energía extensos y ya reiterados que hace la Electrificadora del Huila, ¿Hasta cuándo continuarán las suspensiones?.

Perjudicados, dicen sentirse los comerciantes y comunidad en general de varios sectores de Neiva, como los barrios Altico, Estadio, Quebraditas, Obrero y parte del Centro, ante los cortes de energía eléctrica que desde hace más de un mes viene ejecutando la empresa Electrohuila S.A. Señalan que las suspensiones son muy extensas, de 7 de la mañana a 5 de la tarde, y además reiteradas, estropeando el funcionamiento de los negocios y las actividades diarias de los usuarios del servicio.

La empresa informó desde mediados del mes de octubre, que se trata de suspensiones programadas por trabajos de mantenimiento en las redes eléctricas, además de cambio del cableado viejo por uno más amigable con el medio ambiente. Sin embargo, indicó que adicional a ello, también se han presentado inconvenientes por las lluvias por el derrumbe de árboles y eventos de alto impacto.

Esta peluquería, ubicada en el barrio Altico, prefiere cerrar sus puertas, al no contar con energía eléctrica durante 10 horas.

Estos trabajos de mantenimiento vienen siendo adelantados por la electrificadora a nivel departamental, y además de Neiva, los municipios que están en la lista de apagones son: Yaguará, Villavieja, La Plata, Guadalupe, Tarqui, Garzón, Altamira, El Agrado, Palestina, Timaná, Pitalito, Elías, Isnos y Tello.

Son necesarios

Electrohuila S.A. ha destacado que la realización de estos trabajos de modernización de redes es indispensable para mejorar la calidad, continuidad y confiabilidad del servicio, y que no pueden hacerse de otra manera que no sea suspender la energía eléctrica.

No obstante, para algunos propietarios de negocios, las suspensiones que se prolongan por 10 horas, han golpeado su actividad. Peluquerías, por ejemplo, en el Altico, uno de los barrios más afectados por ser muy comercial, se han visto obligadas a cerrar sus puertas al no tener energía eléctrica casi todo el día, para poder trabajar.

Algunos comerciantes indican que no son informados previamente, por parte de Electrohuila S.A.

Lo reiterado de la comunidad en sus denuncias, es que no son informados de los cortes del servicio por parte de la empresa. Así lo manifiesta Wilson Aranda, “la inconformidad de nosotros los habitantes del barrio Altico, es que no a todas las personas nos llega comunicado anunciando los cortes de la luz que hace la Electrificadora del Huila para poder hacer sus arreglos, ellos no piensan en las afectaciones a las personas que tenemos los refrigeradores llenos de productos perecederos y al no tener energía, al permanecer por largo tiempo sin poderse congelar, nos vamos a pérdidas con estos productos. En la empresa nadie responde, nadie contesta, es muy poca la información la que le llega al usuario, pero al usuario sí le llega muy cumplida su factura. Estas molestias muchas personas no las denuncian y la empresa sigue cometiendo estos atropellos contra la ciudadanía”.

Afirmó el ciudadano que la afectación no es solo a los comerciantes. “Esto sin contar que las personas que trabajan desde casa, si no hay energía no pueden contar con su internet. Esto ocasiona riesgos laborales de despido, de incumplimiento a los clientes, es una zozobra que invade a toda la comunidad. Realmente es una arbitrariedad tomarse tanto tiempo de horas de trabajo, deberían de hacer esto en turnos de la noche”, expresó.

Por su parte Gladis Rodríguez Rocha, indicó que, “Todos los vecinos de aquí del Altico estamos inconformes porque cada semana se va un día completo la luz, y no nos informan para uno adelantar las cosas que ese día se tienen que hacer con energía eléctrica. A mí se me dañó la nevera por esos apagones de luz, que si nos avisaran estaríamos nosotros pendientes a desconectar las cosas para que no se son dañen”.

Plantas como esta, se ha vuelto común ver en los negocios de sectores como el Altico y Quebraditas.

“Se nos dañan los productos”

De igual manera en el barrio Quebraditas se conocieron denuncias por parte de usuarios que tienen sus negocios sobre la Calle Segunda.

María Cristina Liévano, es propietaria de la Salsamentaria Las Delicias. Indicó que ha tenido afectaciones. “Los cortes de luz me han perjudicado muchísimo porque trabajo con productos que no pueden perder la cadena de frío primero que todo; segundo, no avisan cuándo van a hacer el corte ni a qué horas. Tengo el negocio abierto hasta donde más pueda yo mantener la cadena de frío, pero llega el tiempo que ya no se puede seguir más así y me toca cerrar, y se bajan muchísimo las ventas, y como está de pesada la situación. Solamente una vez informaron que iban a quitar la energía y ya llevamos como unos seis cortes por poquitos, sin previo aviso”.

También Antonio Rivera, administrador de una distribuidora de helados, se manifestó. “Me he visto afectado porque los cortes de energía los están programando prácticamente todo el día y los productos se me han dañado al perder mucho frio, y pues me toca correr y mirar como sostengo el producto. Es que de 7 de la mañana a 5 de la tarde es un periodo muy largo de esos cortes de energía. Hemos tenido unos 5 cortes de energía en menos de un mes y medio. En los cortes que nos han hecho no todas las veces nos ha informado, solo en dos ocasiones me ha llegado al correo el aviso, hay veces que nos suspenden la energía y cuando llamamos nos dicen que está publicado en la página de la Electrificadora, pero como uno no todos los días está pendiente de la Electrificadora o de qué está haciendo. Inclusive el día de hoy se presentó el corte de energía y no teníamos conocimiento. Hablé con un ingeniero de allá de la empresa y me dijo que de aquí en adelante iba a enviar la información al correo porque se ha presentado de pronto algunas fallas de que los números de los transformadores muchas veces cuando ellos hacen el reporte no cobija el transformador y resulta que ese día sí hay corte en este sector”.

María Edith Valderrama labora en Helados Mony, y también ha padecido con las suspensiones. “El problema aquí es que cada ocho días nos están quitando la energía, y eso nos está afectando sobre todo aquí a la fábrica de helados porque se dañan y nos toca devolverlos y no podemos cumplirles a los clientes. Nos dicen que tenemos que meternos a la página de Electrouhuila y que ahí dan información de las fechas de los cortes, pero uno no tiene tiempo para eso. Electrohuila lo único que hace es cobrar el recibo puntual”.

En los sectores mencionados, en algunos establecimientos se han visto obligados a hacerse de una planta generadora eléctrica para suplir con lo mínimo de funcionamiento de sus aparatos. Esperan que esta situación llegue a su punto final. Sin embargo, la empresa ha indicado que los trabajos son programados durante todo el año.

Los negocios no pueden funcionar normalmente a falta del servicio durante casi todo el día.