Diario del Huila

La columna de Toño: El culto que agrada a Dios

Ago 28, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 La columna de Toño: El culto que agrada a Dios

[email protected]

Hoy, la palabra de Dios nos recuerda en qué consiste la verdadera felicidad a Dios, que como toda fidelidad debe nacer del corazón sincero y generoso.

El origen de esta palabra tan conocida viene de “fe” y por lo tanto tiene su consistencia en la profundidad del ser humano.

Moisés en el libro del Deuteronomio les dice a los israelitas que se atengan solamente a los preceptos que ha recibido de Dios y que los “guarden y los pongan por obra, porque ellos serán su sabiduría y su inteligencia ante los demás pueblos” (Deut. 4, 1-2).

Santiago, también hoy, les recuerda a los suyos que “reciban con docilidad la palabra del Evangelio, pero que la lleven a la práctica, para que no sean meros oyentes que se engañen a sí mismos”. (Santiago 1, 21b-22).

En este Domingo 22 del tiempo ordinario, Jesús de nuevo se encuentra con algunos escribas que lo seguían, no para aprender a ser discípulos del Maestro, sino para criticarlo y tratar de hacerlo caer en contradicción, y nunca lo lograron.

Los escribas pensaban que Jesús y los suyos los iban a imitar en sus tradiciones escrupulosas de “lavar vasos, jarras, los platos y las camas”.

Pero estaban muy equivocados en el culto que pretendían darle, porque eran solo “invenciones humanas”, y por eso los trata de “hipócritas”, que para ellos realmente era un insulto.

El Señor en su sabiduría aprovecha aún las insinuaciones de sus enemigos para las verdaderas enseñanzas. Lo que daña el corazón del hombre y lo hace impuro a los ojos de Dios, no es lo que afuera, sino lo que procede de su interior, del fondo del ser, porque es de allí donde salen todas las maldades del hombre.

Qué gran enseñanza que nos da Jesús, para cuidar nuestro corazón, para que no sea foco de todas las cosas que nos lo dañan.

Nuestras tradiciones cristianas son de gran valor, pero si no se quedan solamente en cosas externas, sino que son capaces de orientar todas nuestras actitudes cristianas.

Una frase fuerte de los labios de Jesús: “Todas las cosas malas proceden del interior del hombre y lo hacen impuro” – los sentidos deben servirnos, entonces, de instrumentos fuertes para cuidar el corazón, porque éste debe ser siempre la verdadera fuente de las virtudes que todos necesitados. –

Examinemos cómo es nuestro culto, para que el Señor no tenga que decirnos las frases terribles que expresó a los fariseos.

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto