DIARIO DEL HUILA, BIODIVERSIDAD

Este lunes en la cumbre One Planet Summit que se celebra en París, el presidente francés Emmanuel Macron, afirmó que fue un éxito la cantidad obtenida, pues preveía lograr unos 8.100 millones de euros para los próximos años del proyecto.

El presupuesto adquirido busca crear una banda ininterrumpida de vegetación y tierras cultivadas en los once países de la franja Sudán-Sahel para frenar el avance del desierto del Sahara.

Los once países son Senegal, Mauritania, Malí, Burkina Faso, Argelia, Níger, Nigeria, Chad, Camerún, Sudán y Eritrea harán parte de esta iniciativa.

El proyecto prevé en 2030, restaurar 100 millones de hectáreas de tierras degradadas con vegetación. Con esto, se crearía 10 millones de empleos y absorbería 250 millones de toneladas de carbono de la atmósfera.

Macron afirmó que los objetivos “muestran la capacidad que tiene África de ser un actor en la lucha contra el cambio climático”, a su vez mencionó los múltiples retos que afronta esa región con el cambio climático, el aumento de la población y la inestabilidad y la violencia.

Los pilares

En ese sentido, el Banco Mundial aportará unos 4.000 millones de euros hasta 2025 en financiación de proyectos a la región, anunció el presidente de la entidad, David Malpass, si bien no se ha desglosado cuánto aportarán otros países o entidades públicas o privadas.

Los pilares de esta iniciativa son: inversión en pymes y desarrollo de mercados locales y de la exportación; restauración de tierras y gestión de ecosistemas, infraestructuras resistentes al cambio climático y energías renovables, refuerzo institucional y capacitación de la población.

Este proyecto tendrá un especial seguimiento en la cumbre Francia- África que se llevará a cabo en julio, y otro en la próxima Asamblea General de Nacionales Unidas, en septiembre.

“Esta es la iniciativa que los países del Sahel han puesto en marcha para combatir la desertización y la pérdida de tierras”, señaló el presidente de Mauritania, Mohamed Ould Ghazouani, en un debate previo al anuncio de los compromisos financieros.