Diario del Huila

La salud de los colombianos en manos del Senado, una gran responsabilidad con la democracia

Dic 8, 2023

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 La salud de los colombianos en manos del Senado, una gran responsabilidad con la democracia
Advertisement

Por: Harold Salamanca

La reciente aprobación en la Cámara de Representantes de la reforma a la salud propuesta por el gobierno marca un momento histórico en la vida institucional y constitucional del país. Ahora el Senado enfrenta una gran responsabilidad con la democracia colombiana al revisar la reforma a la salud con objetividad y coherencia. La reforma debe darse  abordando las preocupaciones por todos conocidas, las fallas sobre diagnosticadas,  y garantizando que las decisiones tomadas beneficien a la población en su conjunto.

Además, la situación actual revela una vez más la idiosincrasia peculiar de Colombia, un país donde parecemos resistirnos a construir sobre lo construido. En lugar de aprovechar las lecciones aprendidas de reformas anteriores y construir consensos sólidos, nos encontramos en un ciclo repetitivo de propuestas y cambios que, en ocasiones, parecen más motivados por pasiones políticas que por una visión  integral de estado y a largo plazo para mejorar el bienestar de la sociedad.

Este patrón particular no solo dificulta la implementación efectiva de reformas, sino que también contribuye a la desconfianza ciudadana y la falta de entusiasmo hacia las iniciativas gubernamentales. La sensación de que el gobierno del cambio  desmantela o reconfigura lo existente sin suficiente evaluación de impacto crea una atmósfera de incertidumbre y escepticismo.

En este contexto, la reforma a la salud se convierte en un reflejo de la polarización, la complejidad y la paradoja que caracterizan a este país. Mientras las naciones coherentes y civilizadas trabajan para afinar sus sistemas sanitarios  cruciales para el bienestar de la población sobre la base de comportamientos históricos,  la trazabilidad de los ajustes legislativos y el uso costo efectivo de los recursos, en Colombia reina la falta de  diálogo constructivo y la ausencia de un consenso amplio, situación  que podría salvarse con un enfoque más colaborativo y participativo.

Es el momento de reflexionar sobre lo que queremos ser como nación, sobre la viabilidad social y económica que como sociedad y como estado estamos obligados a construir para nuestros hijos, sobre la necesidad de aprovechar y capitalizar los éxitos y corregir los errores sin caer en la tentación de desmantelar estructuras vitales existentes guiados por odios o caprichos personales. Colombia, en su particularidad, está en capacidad de  encontrar un camino estable y efectivo hacia la mejora continua, reconociendo que la construcción progresiva sobre bases sólidas  es  la clave para lograr reformas que beneficien verdaderamente a la sociedad.

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?