Diario del Huila

La violencia le ‘ganó’ el pulso a la convivencia ciudadana

Ene 20, 2024

Diario del Huila Inicio 5 Neiva 5 La violencia le ‘ganó’ el pulso a la convivencia ciudadana
Advertisement

En el 2023 se cometieron en el país 13.432 homicidios, lo que representa 108 menos que los reportados durante 2022, cuando se presentaron 13.540, de acuerdo a cifras presentadas por el Ministerio de Defensa.

Y según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, entre enero y noviembre de 2023, los homicidios en Colombia pasaron de 12.045 en 2022, a 12.682, 637 casos más, que representan un incremento del 5,29%.

Le puede interesar:

Lesiones personales y convivencia

En cuanto a las lesiones personales registradas en la capital opita, el coronel Alexander Castillo, comandante de la Policía Metropolitana de Neiva, señaló: “estos hechos son derivados de la convivencia ciudadana. En el año 2023, se presentaron 1.473, casi tres casos por día”.

En este periodo que va del año, han ocurrido 18 casos y en el periodo 2022, hubo 39 hechos.

Según la Policía, las ciudades donde más se han registrado homicidios en los que va del 2023 por hechos de intolerancia son: Bogotá, Cali, Medellín, Cartagena y Barranquilla.

Homicidios se incrementaron

El oficial con cierta inquietud, indicó que perdieron la lucha contra los asesinatos. “Se presentaron 105 casos de homicidio, cinco casos más que en el 2022”.

Según el coronel Domingo Alfredo López, en su momento comandante de la Policía Metropolitana, hasta el 25 de septiembre, este delito registró una reducción del 9 por ciento en comparación con las cifras de 2022.

Y de los 70 casos registrados, el 47 por ciento se atribuye a riñas, el 16 por ciento a sicariatos, mientras que otros casos están relacionados con rentas ilícitas, retaliaciones, venganzas y algunos ocurrieron durante robos. Lamentablemente, también hemos tenido tres casos en los que los homicidios se produjeron durante atracos.

El coronel López destaca que los fines de semana, y en particular los domingos, son los días con mayor incidencia de homicidios en la jurisdicción. De los 70 casos, 24 ocurrieron entre la noche del sábado y la madrugada del domingo, seguidos por los viernes.

Campañas de convivencia

Una de los planes q           ue tiene el coronel Alexander Castillo, es trabajar en convivencia ciudadana. “A mí no me gusta poner esto en cifras, mejor es hablar del contexto. Las lesiones personales, se registran por intolerancia en la calle, en el barrio, hechos propios de la convivencia, por sonido alto, parqueo del vehículo y violencia intrafamiliar”.

El oficial es convencido que si trabajan en cultura ciudadana, van a reducir los índices de violencia por esta causa.

“Vamos a trabajar de manera fuerte con la policía comunitarias y con las administraciones y ya lo hicimos, pues en el mes de diciembre, realizamos jornada de entrega de regalos y compartimos con la comunidad”, añadió el coronel.

Esperan que la ciudadana entienda que los conflictos se pueden resolver de una manera distinta al uso de la violencia, para ello proponen que utilicen los mecanismos de resolución de conflictos orientados en el Código de Policía.

Incrementaron los crímenes en 2023

En cuanto a los crímenes que se han presentado en el Huila y su incremento, Dayro Fernando Herrera, director Seccional de Fiscalías-Huila, manifestó: “con respecto a los casos de homicidios, debemos decir que el departamento, ha sido gravemente afectado con esta problemática. Hemos tenido un incremento de 66 casos, comparativamente con el año 2022”.

“El 70% de estos asesinatos, obedece a factores relacionados con grupos organizados al margen de la ley, que están haciendo presencia en el territorio. Y de esa cifra, la mayoría se han efectuado en zona rural de la región”, agregó el funcionario judicial.

Y es que durante el último año, los habitantes del departamento de Huila han observado con creciente inquietud un alarmante aumento en los homicidios en áreas que históricamente fueron afectadas por el conflicto armado. En la actualidad, la aparición de grupos residuales de disidentes, decididos a recuperar el control de las antiguas rutas de la extinta guerrilla de las Farc, ha desencadenado una ola de crímenes.

En el coronel Gustavo Adolfo Camargo Romero, en su momento comandante de la Policía Huila, manifestó, es importante reconocer que, “si no fuera por la llegada de estos grupos disidentes a nuestro departamento, habríamos tenido éxito en la reducción de los homicidios, especialmente en casos relacionados con la intolerancia y otras modalidades delictivas. No podemos negar que estos grupos residuales han aumentado significativamente las cifras de homicidios en nuestra región”.

Los hombres, principales víctimas

Asimismo, cuando existe la ocurrencia de muertes de líderes sociales, la Fiscalía estaría presta a esclarecer esta clase de crímenes. “Cuando sucede algún tipo de homicidio en el cual se involucre una víctima que presuntamente tiene la condición de líder social, nos articulamos de manera inmediata con la unidad especial de investigación, para aclarar estos hechos en el menor tiempo posible”, dijo el funcionario judicial.

En las indagaciones, realizadas establecieron, que la mayoría de víctimas, son hombres y el rango de edad oscila entre 25 y 45 años.

¿Es común ser asesinado en Latinoamérica?

Y según el Estudio Mundial sobre el Homicidio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd), reveló que en el índice de homicidios la mayoría de los países con las tasas más altas fueron latinoamericanos.

Colombia, fue el país con la tasa de homicidios más alta de América del Sur en 2021, mientras que en 2022 cayó al segundo lugar debido al enorme aumento de las muertes violentas en Ecuador.

En 2021 Colombia tuvo una tasa de homicidios de 25,7 por cada 100.000 habitantes, la más alta de Sudamérica debido al descenso de las muertes violentas en Brasil (22,3) y Venezuela (19,3), según el Estudio Global sobre Homicidios que publicó este viernes la ONU en Viena.

A pesar de que el informe no profundiza en el caso colombiano, estudios anteriores de la ONU indicaron que la desmovilización de las FARC, que controlaban numerosas zonas cocaleras, generó un vacío que fue aprovechado por otros grupos criminales, contribuyendo al mantenimiento de la violencia.

Y es que según el Centro de Paz de la Universidad Externado de Colombia, titulado La nueva forma de la violencia en Colombia. La guerra por las economías ilícitas. Balance y perspectivas de la violencia y el conflicto armado al cumplirse un año del gobierno Petro (2022-2023): “Un análisis a nivel municipal y regional permite afirmar que las zonas con más alta intensidad (violencia alta y altísima, varias veces por 5 encima del promedio nacional) son escenario del enfrentamiento entre grupos armados ilegales que se disputan el control de territorios y sociedades relacionadas con economías ilícitas como el tráfico de estupefacientes, y el microtráfico, la minería ilegal, la trata de personas, la extorsión y el contrabando entre otras, en zonas con débil presencia institucional”.

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?