DIARIO DEL HUILA, REGIONAL

Catalina Durán Vásquez

Los municipios de Corinto, Miranda, Toribio, Páez e Inzá en el Cauca; Río Blanco y Planadas en el Tolima y Teruel, Íquira, Nátaga, Paicol y La Plata en el Huila son las poblaciones limítrofes y a veces son utilizadas por los actores armados como corredores del narcotráfico hacia Brasil y Paraguay, así como el corredor hacia el Pacífico y Valle del Cauca por tal razón las medidas de seguridad deben de incrementarse en estos territorios

“En el departamento del Huila no es que se haya negado esa existencia, lo que se ha dicho es que no están establecidos en el departamento, pero tratan de moverse y de generar zozobra y nos estaban generando en algunas zonas esa inseguridad y los departamentos limítrofes efectivamente tienen unas acciones, inclusive los tres gobernadores del Huila, Cauca y Tolima están buscando con las fuerzas militares de cada territorio la protección. Nosotros no podemos volver al pasado, a las noches oscuras que el departamento del Huila tuvo en materia de inseguridad y es el reto que tiene la fuerza pública del Huila”, indicó el secretario de Gobierno, Franky Vega.

El gran reto de las autoridades es no permitir que al departamento vuelvan a llegar esos días oscuros y de zozobra.

El gran reto de las autoridades es no permitir que al departamento vuelvan a llegar esos días oscuros y de zozobra.

El orden público

En la misma línea se habla del orden público para el departamento donde manifiestan que las cifras dan tranquilidad, porque las cifras indican que el delito se redujo en el Huila, pero el ambiente social es otro, es decir la percepción de la comunidad es distinta a lo que las cifras indican.

“En eso tenemos que trabajar fuertemente, los delitos como el homicidio en el Huila, lesiones personales y el hurto, todos tuvieron reducción en buena medida, hay que decirlo obedece también a la situación de pandemia, no es necesariamente la acción de la fuerza pública que haya ocasionado esta reducción representativa como en el homicidio del 30%, sin embargo tenemos un reto para este 2021 y será mantener estas cifras porque al reducirse la pandemia también vemos que hay un incremento en acciones”, sostuvo el funcionario.

Teruel, Íquira, Nátaga, Paicol y La Plata en el Huila son las poblaciones limítrofes y a veces son utilizadas por los actores armados.

Teruel, Íquira, Nátaga, Paicol y La Plata en el Huila son las poblaciones limítrofes y a veces son utilizadas por los actores armados.

Según como lo ha indicado Vega, la pandemia trajo buenos resultados, pero también hay unos hechos lamentables, donde en tres municipios a pesar de la pandemia se han obtenido resultados muy malos en el tema del orden público, los municipios son: Algeciras, Neiva y Pitalito, estos han venido perdiendo la batalla en temas de homicidios.

El Huila del pasado

El gran reto de las autoridades es no permitir que al departamento vuelvan a llegar esos días oscuros y de zozobra que vivían anteriormente las opitas, pues hubo unos días inciertos donde en cualquier momento podía suceder algo.

“Fue un año muy complejo, los años posteriores a la firma del acuerdo de paz fueron unos años muy importantes, muy bellos para el departamento del Huila son las que históricamente habían estado afectadas por la guerra, habían tenido un comportamiento distinto, creciendo la economía, en temas de turismo, pero desafortunadamente todos los inconvenientes que ha habido alrededor del acuerdo de paz y tal vez también la demora en la implementación de los mismos ha hecho que muchas personas abandonaran el proceso de paz y volvieran a los espacios de la ilegalidad”, sostuvo Diego Tello, asesor de paz del Huila.

En el departamento del Huila en lo corrido del 2020 fueron alrededor de 30 personas las que fueron asesinadas que han tenido que ver con el tema del conflicto armado y de esas, 21 fueron en Algeciras, lo cual ha sido bastante complejo para este municipio.