Diario del Huila

Los jóvenes necesitan empleo no promesas sin cumplir

Sep 27, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Los jóvenes necesitan empleo no promesas sin cumplir

Cada cuatro años siempre es lo mismo, inician las campañas políticas y con ellas las mentiras y promesas de siempre. Nuestros queridos políticos (no todos) sacan a relucir su parlamento. Que no son corruptos, que no van a robar, que nunca han robado, que aman a su pueblo. Dan abrazos por doquier, contestan los mensajes, ni se diga las llamadas, mejor dicho son unos auténticos amigos del pueblo. Lástima que apenas pasan los agitados días, hasta ahí duran las atenciones y amabilidad; días donde además, dicho sea de paso, también abunda la plata para comprar conciencias. Conciencias que muchos venden hasta por un simple tamal.

Por otra parte hay algo muy preocupante, los jóvenes, actores importantes de nuestra sociedad civil, en un gran porcentaje no participan activamente en los procesos políticos, no votan, no aspiran, les da pereza ese día salir a ejercer su derecho a sufragar. Viven decepcionados de nuestros dirigentes, y con justa razón, nos han mentido constantemente, son pocos los que cumplen sus promesas de campaña, son pocos los que en verdad quieren con propuestas y actuaciones contundentes solucionar los problemas estructurales de Colombia.

En los últimos días a través de las todas poderosas redes sociales, hemos presenciado activismo desde muchos sectores juveniles, desde sus orillas ideológicas han iniciado fuertes movimientos para expresar sus puntos de vista sobre la coyuntura nacional. Lo presenciamos en el paro nacional, un movimiento social que hace rato no se veía en el país, pero con motivaciones todas netamente políticas por quienes lo lideraron, que le quitaron algo de legitimidad, más sin embargo, no se puede desconocer las preocupaciones de miles de jóvenes que salieron a las calles pidiendo ser escuchados, pidiendo educación pública gratuita y de calidad, exigiendo oportunidades de salir adelante, pidiendo pulcritud en el manejo de lo público.

El gobierno del presidente Duque ha realizado esfuerzos para cumplir en alguna medida lo que los jóvenes están pidiendo. La educación pública gratuita para jóvenes de estrato uno, dos y tres ya es una realidad. Se han dado beneficios a las empresas para la contratación de jóvenes, ahora se tienen en cuenta las prácticas como experiencias laborales. A pesar de todos estos esfuerzos, tal vez por mala comunicación desde La Casa de Nariño, los jóvenes no están percibiendo estos beneficios y esfuerzos. Ellos siguen airadamente en redes sociales, sobre todo, pidiendo casi que un cambio de modelo de Estado, asunto peligroso por demás, si tenemos en cuenta quienes pregonan en nuestro país estos ideales.

No todos los jóvenes son de derecha, ni todos son de izquierda y menos de centro. Los jóvenes colombianos lo que tienen en común es que son unos soñadores. Quieren salir adelante, quieren hacer llorar a sus papás de orgullo por sus logros, quieren vivir bien, quieren poder estudiar lo que quieren y no lo que les alcanza a raíz de unas pruebas icfes, quieren poder trabajar, no quieren más subsidios. Están cansados de promesas de campaña que la mayoría de dirigentes nunca cumplen, están aburridos de las peleas políticas.

Los jóvenes deben entender que no pueden ir creyendo en cuanto lobo disfrazado de oveja salga y vaya prometiendo y prometiendo cosas irrealizables. Que el país pasa por dificultades, dificultades tal vez históricas que nunca se han solucionado de fondo, pero que lo bueno que tenemos no podemos echarlo a la basura, solo por apostar por quienes difunden odio y rabia, enemigos peligrosos de nuestra democracia.

Así pues, nuestros dirigentes, quienes aspiran a que se vuelva a confiar en ellos, o se confíe por primera vez, el mensaje de los jóvenes para usted es claro, no prometan lo que no van a cumplir, no mientan, no intenten caer bien o mal, no se avergüencen si son de derecha o izquierda, sean como son pero con propuestas claras, serias, sientan el dolor y la necesidad que pasan millones de jóvenes en el país, que están frustrados y con miedo por lo incierto que ven su futuro inmediato. Seguridad, salud de calidad, educación de calidad y empleo necesitan los jóvenes en Colombia, no promesas sin cumplir.

 

 

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto