El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), en el que se advierte que 110 personas privadas de la libertad fallecieron, tras contraer coronavirus en las cárceles de Colombia, durante este año.

Además, se conoció que entre las víctimas se encuentran 104 hombres y seis mujeres distribuidos en las 132 cárceles sobre las que el Inpec tiene control.

La covid -19 contagió a más de 21.000 personas, entre ellas reclusos, funcionarios administrativos y guardianes de esa institución.

  • Privados de la libertad 19.068
  • Cuerpo de custodia y vigilancia 1.124
  • Auxiliares del cuerpo de custodia 248
  • Administrativos 105

Al respecto el director del Inpec, general Norberto Mújica, dijo que en medio de la pandemia los casos se han reducido y que actualmente 481 personas tienen coronavirus en las cárceles del país, una cifra mucho menor a la que se alcanzó entre los meses de junio y septiembre.

“Hemos venido bajando los índices de contagios. Hoy ya tenemos menos de 500 casos, ahora se nos han venido presentando diariamente uno o dos casos en diferentes establecimiento. Y estos últimos casos, se nos han venido presentando en la recepción de condenados de las diferentes estaciones de Policía y en las Unidades de Reacción Inmediata (URI)”, dijo.

Por su parte Esmeralda Echeverry, directora de la Fundación Cárceles al Desnudo, señaló que hubo fallas en la atención de los reclusos.

“La crisis generada por covid-19 en las cárceles del país ha evidenciado las múltiples irregularidades en cabeza de la Unidad de Servicios Penitenciarios (Uspec), unidad que fue creada para garantizar para garantizar y administrar los recursos económicos dirigidos a la población reclusa”, dijo.

Agregó que “infortunadamente la corrupción ha imperado ya que desde la llegada de la pandemia, se pudo evidenciar que no hubo entrega oportuna de elementos de bioseguridad, medicamentos y mucho menos atención médica para los privados de la libertad que además, muchos de ellos se encontraban con enfermedades de base como hipertensión y diabetes”.

Echeverry también lamentó la muerte de los privados de la libertad que resultaron contagiados con coronavirus.

“La pandemia de la covid–19 arrebató la vida de internos y funcionarios del Inpec, víctimas del abandono del Estado, teniendo en cuenta que hay desinterés en garantizar la salud y vida de los privados de la libertad y más aún de los funcionarios que trabajan en el Inpec”, señaló.

Entre tanto el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, señaló que las medidas que se implementaron para enfrentar el coronavirus, representaron una disminución en el hacinamiento.

“El hacinamiento lo hemos reducido hasta el 20.3% pero tenemos que seguir bajándolo sobre todo con la construcción de cárceles, con la construcción de modulares que estamos haciendo en todo el país, seguiremos trabajando”.

Sin embargo, la directora de la Fundación Cárceles al Desnudo opinó diferente: “Nuestra fundación ha sido reiterativa en indicar que el alto índice de hacinamiento que existe en nuestro país permitió la expansión de covid – 19 en los establecimientos carcelarios; infortunadamente no existe voluntad política y el decreto que se expidió para de alguna manera garantizar la salud y vida de los privados de la libertad que se encontraban en condiciones de vulnerabilidad, realmente no ayudó a disminuir las cifras de hacinamiento en el país”.

Luego de cumplirse nueve meses de la llegada del coronavirus a Colombia, se registran 481 casos de coronavirus en 56 cárceles del país.

  • Privados de la libertad 420
  • Cuerpo de custodia y vigilancia 51
  • Administrativos 10

Actualmente, el Inpec implementa un programa de visitas presenciales con protocolos de bioseguridad.