La alcaldesa sostuvo que este año Bogotá seguirá dependiendo de las medidas que implementen los ciudadanos y las autoridades, aun cuando la vacunación empiece en febrero. “La vacunación llegó muy tarde (…) Solo hasta el 2022 se empezará a ver la inmunidad de rebaño que se necesita”, sostuvo la mandataria.

Claudia López anunció que se levanta la alerta roja en la ciudad y se pasa a alerta naranja debido a la disminución consistente que se ha presentado en los últimos días, tanto en los nuevos contagios, como en el nivel de ocupación de las Unidades de Cuidado Intensivo.

Además anunció nuevas medidas para Bogotá:

  • Retorno gradual de los estudiantes a los colegios privados desde el 8 de febrero y a colegios públicos a partir del 15 de febrero.
  • Las universidades podrán tener presencialidad entre las 10 a.m. a las 4 p.m. y de 7 p.m. a 11 p.m. y con un aforo no mayor al 35 %.
  • Desde el miércoles 3 de febrero, se levantará la alerta roja y la cuarentena por UPZ que originalmente se extendería hasta el 12 de febrero.
  • Sigue el pico y cédula para establecimientos comerciales, públicos y bancarios. No aplicará para restaurantes, cines, teatros, parques ni gimnasios.
  • Almacenes y Centros Comerciales podrán abrir todos los días de 10 a.m. a 11 p.m. bajo vigilancia de aforo.
  • Sector manufactura tendrá horarios de ingreso entre las 10 a.m. y las 5 a.m.
  • Sector de la construcción podrá operar de las 10 a.m. a las 7 p.m.
  • Los parques metropolitanos abrirán sus puertas.
  • La ciclovía funcionará en su horario tradicional.

“Bogotá va a seguir dependiendo todo el 2021 de nuestro cuidado individual y colectivo, de adoptar y cumplir las medidas de cuidado que acordamos como ciudad. A partir de hoy, podemos pasar del momento más difícil de alerta roja y empezar a entrar a alerta naranja, mantener una nueva manera de vivir con ciertas restricciones pero también con la posibilidad de desarrollar nuestras actividades”, aseguró la alcaldesa.

Por último, el Distrito mantendrá la vigilancia epidemiológica para controlar nuevos brotes de contagio y hará secuenciación genómica para identificar nuevas variantes o cepas.

Igualmente, dará apoyo económico a las personas y familias más vulnerables para fortalecer la estrategia DAR (Detecto + Aíslo +Reporto), y reforzará la campaña de cultura ciudadana para el uso correcto y permanente del tapabocas, el lavado de manos, la ventilación adecuada en espacios cerrados y evitar hacer reuniones presenciales sociales o familiares.