Asimismo, Holmes Trujillo rechazó enfáticamente el crimen y manifestó que los criminales asesinaron a un verdadero líder en el campo del medio ambiente y de la biodiversidad.

El jefe de cartera, quien presidió el consejo de seguridad en la ciudad de Villavicencio, confirmó además que se reforzará el pie de fuerza en ese municipio donde operan las estructuras residuales de las Farc.

Además, señaló que el homicidio del funcionario estaría relacionado con su lucha en contra de la deforestación y otros delitos ambientales en esa zona del país.

Por medio de un comunicado, la corporación ambiental del Meta, rechazó el accionar violento en el que fue asesinado Javier Parra y detalló que el martes, en horas de la tarde, fue abordado por delincuentes en moto, quienes accionaron un arma en su contra.

En su cuenta de Twitter, la Corporación indicó: “Nada detendrá el trabajo que realizamos para combatir la deforestación en el sur del Meta.”

Tras el atentado, Parra Cubillos fue trasladado a un centro asistencial y autoridades tenían pensado trasladarlo en helicóptero a Villavicencio, para salvar su vida, pero las heridas fueron tan graves que él no pudo resistir y falleció antes de poder hacer el traslado.

Según el Sistema Integrado de Información de RCN Radio, habitantes del municipio de La Macarena, lamentaron los hechos y repudiaron la muerte del funcionario, quien luchaba por la conservación del ambiente en el departamento.

Augusto Sánchez, habitante del municipio, manifestó a la emisora radial el rechazo de la comunidad: “Rechazamos el atentado en contra de este funcionario, quien recibió cinco impactos de bala. Les pedimos a los grupos al margen de la ley sacar del conflicto a los funcionarios públicos y población en general.”

Según medios de comunicación, que han registrado el asesinato de Parra, señalaron que el funcionario era el encargado de proteger la zona ambiental de Caño Cristales, lugar que también se ha visto azotado por el conflicto armado, el cual ha causado perjuicios especialmente en las selvas de la serranía de la región.

“En La Macarena operan varios grupos armados al margen de la ley, especialmente las disidencias de las Farc, a quienes las autoridades les han atribuido varios hechos violentos, entre otros, el atentado a la estación de Policía hace algunas semanas, que dejó gravemente heridos a dos uniformados”, informó la FM Radio.

Por su parte, el Ministerio de ambiente rechazó el asesinato del funcionario y pidió a las autoridades investigar los hechos para dar con los responsables de este lamentable hecho.