Por Ariel Peña

Una dictadura comunista que aplasta a la masas, política, económica, social y culturalmente, según  lo vaticinó Mijail Bakunin líder de los libertarios en el siglo XlX, sólo sería  posible mediante la esclavitud política y para ello es fundamental la miseria de las masas como condición necesaria de su existencia, y  en los tiempos actuales  tenemos   ejemplos en   Cuba, Corea del Norte y Venezuela; pero también Colombia está en la mira de las fuerzas totalitarias que buscan conquistar el poder político para llevar a la sociedad al envilecimiento y la ruina, tomando   las elecciones de 2022 como “la madre  de todas las batallas” para hacer efectivos esos  propósitos abyectos.

Así que con la fábula de emancipar al pueblo, el marxismo primero encadena a las masas a una dictadura, para supuestamente liberarlas en milenios, como lo denunció  en su tratado sobre La Libertad, el mismo Bakunin quien  desbarató los dogmas de  Karl Marx en la Primera Internacional de los trabajadores, pues ese socialismo que predicaba el padre del comunismo  totalitario tendría unas consecuencias desastrosas y embrutecedoras para la ciudadanía, y eso  ha quedado plenamente demostrado cuando las hordas comunistas,  han llegado al poder en las diferentes naciones que han caído en sus garras.

Y en  el caso latinoamericano, la internacional Comunista del  foro de Sao Paulo que pretende tomarse a Colombia En las elecciones de 2022, si logra ese fin, buscará en primer lugar envilecer a la población para volverla esclava de una dictadura marxista leninista que será sempiterna, para ello cuenta con sus propios movimientos y partidos en el país, como son: Colombia Humana  de Gustavo Petro  quien se encuentra en alianza con el Partido Comunista Colombiano y la Unión Patriótica,  además  están el Partido Verde y el Polo Democrático, también  igual a  los anteriores  hacen parte del foro de Sao Paulo el Eln y las Farc   que son socios fundadores  desde 1990, convocados en esa época  por  el sátrapa de Fidel Castro y Lula da Silva.

Así como en Venezuela y  Cuba donde se mancilla la dignidad de la población, en un gobierno de la denominada izquierda en Colombia, como primer paso se impondrá el llamado marxismo cultural para envilecer y lumpenizar a la ciudadanía y,  que  de esa manera desaparezca la axiología, que permite a la mayoría de las personas llevar una vida ordenada y decente, puesto que lo que le interesa a  un régimen del comunismo totalitario es enajenar y adocenar a los pueblos para que sean más dúctiles a los intereses de la dictadura, que mediante la represión y con un Estado policivo apabullará las protestas,  situación que se ha visto  en Cuba y Venezuela.

 Hugo Chávez como nostálgico de la guerra fría con el cuento de la integración de la región, buscó crear  la Unión Soviética Latinoamericana, utilizando para ese propósito al foro de Sao Paulo y teniendo a  la conquista de Colombia como la joya de la corona, pero la caída de la nación  no fue posible gracias al gobierno de la Seguridad Democrática, sin embargo en el 2022 con los  sofisma del “cambio” y de que hay una oligarquía que lleva  más de 200 años manejando el país, se busca que Colombia caiga en la trampa, eligiendo  de presidente a una persona orientada por el socialismo del siglo XXl, lo que constituiría una gran calamidad.

El foro de Sao Paulo en Colombia con sus partidos y movimientos, también usa de forma mendaz la lucha en contra de la corrupción, cuando hay que recordar que el foro de Sao Paulo ha sido el componente político e ideológico de esa corrupción con   la constructora brasileña Odebrech, maniobra utilizada por Lula da Silva  para cooptar gobiernos e impulsar el proyecto comunista del socialismo del siglo XXl, por eso se pagaron coimas a funcionarios en 12 países; entonces hay que preguntar ¿cuál es la lucha anticorrupción que proponen los partidos políticos que en Colombia se encuentran afiliados al foro de Sao Paulo?

Un gobierno presidido por partidos del  foro de Sao Paulo llevaría a nuestro país a convertirse en otra Venezuela indefectiblemente, en donde solamente se distribuiría miseria, pues es bien conocido que a los seguidores  del engendro marxista con sus diferentes máscaras no les interesa la prosperidad de las masas, sino conservar el poder así tengan que cometer genocidios como los que realizaron  Stalin, Lenin, Pol Pot, Mao, Kim Il Sung, Ho chi Minh o Fidel Castro,  ya que para el comunismo totalitario poco le importa que su teoría sea inescrupulosa y genocida, pues lo que le interesa es llevar a la práctica.

Otro de los valores humanos que ataca el foro de Sao Paulo es la ley natural, en donde niega la condición lógica y moral  de las personas para poderlas manejar promoviendo la degradación, siguiendo las orientaciones de la escuela de Fráncfort que esboza como  fundamento destruir los principios de la sociedad occidental para que las personas se puedan manipular en aras de objetivos políticos absolutistas, pero además en eso Hugo Chávez en Venezuela fue un experto con la asesoría de Fidel Castro al crear los “colectivos para la defensa de la revolución”, que son bandas criminales al servicio del régimen que mediante el odio someten a los pobladores, amén de estimular la  delincuencia callejera  para que las gentes estén atemorizadas y en permanente zozobra .

Ante ese panorama tan sombrío hay que apoyar  a los candidatos de reconocido talante republicana para salvar a Colombia, votando por  los aspirantes que componen las fuerzas democráticas, y lograr  una corriente de opinión gigantesca para detener a las fuerzas del totalitarismo marxista, que como ya sabemos usan diferentes disfraces para engañar a la ciudadanía, porque el foro de Sao Paulo con sus miembros  en Colombia se encuentra al acecho para enfangar a las masas y llevarlas a la esclavitud total.