Diario del Huila – Judicial

Las autoridades de Policía realizaron en la mañana de este miércoles un operativo en el bunker de la Fiscalía de Neiva, con el fin de encontrar elementos prohibidos dentro del lugar donde permanecen varias personas privadas de la libertad, lo que fue mal recibido por parte de los convictos, quienes demostraron su inconformidad quemando varias colchonetas.

Según Diego Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Neiva, el hecho que habría desatado la furia de los recluidos, tuvo lugar luego de un operativo de control. “Quiero manifestar que este operativo que se realizó en las horas de la mañana fue un operativo de control, en donde buscamos mantener orden en este sitio que hay más de 115 personas. Queríamos encontrar elementos que son prohibidos como, armas corto punzantes, sustancias alucinógenas y equipos móviles celulares, que son utilizados muchas veces para realizar extorsiones”, aseguró.

El incendio que desató el caos en el lugar se dio porque algunos reclusos quemaron algunas colchonetas del establecimiento carcelario. “Los capturados intentaron quemar algunas colchonetas por encontrarse inconformes con los elementos que les incautamos; además, tenemos información de una posible fuga, por lo que reforzamos la seguridad en este sitio que ha sido adecuado para evitar el hacinamiento”, agregó Vásquez.

El cuerpo de Bomberos de la ciudad de Neiva, tuvo que desplazarse al lugar para atender la emergencia por petición de la Policía Nacional. “Inmediatamente se presentó esta situación, nuestros hombres tratan de controlar el fuego para evitar percances y fatalidades. Logramos reaccionar con elementos propios y pedimos apoyo del cuerpo de bomberos, por lo que se logró rápidamente disipar los connatos de incendios”, dijo el uniformado.

Dos personas con lesiones leves

El comandante de la Policía Metropolitana de Neiva indicó que el motín dejó como resultado dos personas lesionadas, sin embargo, las heridas no son de gravedad. Así mismo, hizo un llamado a los familiares de los reclusos para que no ingresen elementos que no son permitidos dentro del establecimiento carcelario.

No hay problemas mayores, solo dos personas con problemas muy leves por haber inhalado el humo de la quema de las colchonetas. Hacemos un llamado a todos los familiares para que eviten ingresar elementos prohibidos. Nosotros vamos a seguir con los controles. Con estos elementos pueden herirse gravemente entre ellos mismos”, agregó Vásquez, al mismo tiempo que señaló que ya se tienen algunas personas identificadas como responsables de la emergencia que pudo haber terminado en la fuga de los detenidos. “Hay unas personas identificadas plenamente, algunos son personas de alta peligrosidad y que tienen renuencia en algunos delitos. En el bunker hay 115 personas, y aproximadamente la mitad de ellos fueron los que agitaron los ánimos para que se realizara el motín”, puntualizó Diego Vásquez.