La conductora de un carro particular fue sorprendida por la policía de tránsito de Bogotá cuando dejaba a una pasajera en la Terminal de Transportes.

Además de que este servicio está prohibido, las autoridades también se percataron de que le había cobrado a esta mujer una suma de 45.000 pesos, tarifa que también le pareció excesiva a la pasajera pues en la aplicación figuraba que el pago debía ser solo de 15.000.

Fue por esta razón que las autoridades toman la decisión de inmovilizar el vehículo, operación a la que la mujer que conduce el vehículo particular se opone.

Durante el procedimiento se negó a descender del vehículo y repetidas ocasiones. Es esta actitud duró más de una hora y fue necesario llevar personal femenino de la Policía para poder realizar el procedimiento. Fue en ese momento en el que decidió morder a una de las oficiales.

La conductora del vehículo se expuso a una multa de 877. 800 pesos y a la inmovilización de su vehículo.

Afortunadamente las heridas de la oficial de policía no fueron de gravedad.