La Superintendencia de Transporte  impuso una multa de $175.560.600 de pesos a la aerolínea Viva Air, al encontrarla responsable de vulnerar los derechos de los usuarios de transporte aéreo.

Según el ente de control y vigilancia, se encontraron dos principales razones para imponer la sanción:

  • Haber impuesto un término distinto del previsto en la ley para redimir el voucher entregado ante la cancelación de vuelos ocasionada por las restricciones que se presentaron para prevenir la propagación del Covid – 19.
  • Por limitar la utilización del voucher a un solo uso, lo que implicaba que el usuario perdía cualquier saldo a su favor.

En su informe, la Supertransporte informó que adelantó la investigación luego de recibir 23 denuncias en contra la aerolínea por parte de usuarios que, después de realizar una solicitud de reembolso, habrían recibido vouchers para ser redimidos por servicios.

Añade que los usuarios se quejaban por los términos y condiciones establecidos de manera unilateral por la empresa, especialmente porque limitaban su uso a una sola vez. Esto impedía utilizar el saldo restante en la adquisición de otros servicios o la devolución del dinero y por el término de tiempo máximo otorgado para su redención o uso.

Ante las denuncias recibidas, la Superintendencia inició una investigación administrativa a Fast Colombia S.A.S. y después de haber escuchado a la empresa en sus descargos y pruebas presentadas, se concluyó que se vulneraron los derechos de los usuarios.

Por su parte, el superintendente de Transporte, Camilo Pabón, dijo:

“Gracias a un trabajo arduo desde la Delegatura para la Protección de los Usuarios del Sector Transporte, y como resultado de su permanente labor de acompañamiento y su compromiso por velar por los derechos de los usuarios de los diferentes modos de transporte, la SuperTransporte profiere esta sanción, que busca proteger a los colombianos y recordarles a las compañías la necesidad de cumplir las disposiciones definidas. Con esto también fortalecemos el pilar de Legalidad definido por el Gobierno nacional”.

El ente de control y vigilancia aseguró que contra el acto administrativo que decidió la investigación administrativa e impuso una sanción, proceden los recursos de reposición y de apelación.

Finalmente, quien se pronunció fue la misma Viva Air, la cual dijo que hará uso de los recursos como lo establece la ley con el objetivo de presentar sus argumentos frente al escenario señalado por la Superintendencia de Transporte, añadiendo que todos sus vouchers, que fueron motivo de la sanción, permiten varios usos y tienen validez por un año.