DIARIO DEL HUILA, ENFOQUE

En el 2021 los motociclistas deberán ser aún más precavidos con los cascos que usan, pues las autoridades en materia de Transporte en el país actuarán con mayor rigor en la revisión de este elemento de protección personal, con el fin de garantizar la seguridad vial.

Con un 2020 con una accidentalidad preocupante, aun cuando en gran parte de año hubo restricciones a la movilidad por el Covid-19, es evidente el aumento en la tasa de mortalidad y siniestralidad de personas. Uno de los actores viales más propensos y con más casos de accidentes son los motociclistas.

Las llamadas por celular mientras se conducen se acabaron, la nueva reglamentación es muy estricta en ese tema.

Las llamadas por celular mientras se conducen se acabaron, la nueva reglamentación es muy estricta en ese tema.

Desde enero comenzará a regir en el país una nueva medida para enfrentar las altas cifras de lesiones y muertes a causa de accidentes de tránsito en motocicletas.

Se trata de la resolución 20203040023385 del Ministerio de Transporte, que establece las condiciones mínimas de uso del casco protector para los conductores y acompañantes de vehículos tipo motocicleta, motociclos, mototriciclos, motocarros y cuatrimotos. Es acá donde se vuelven mucho más rigurosas las medidas para la protección de los motociclistas.

La resolución comenzará a operar desde el 23 de enero de 2021 en todo el país y en ella se establece que los conductores y acompañantes o parrilleros deberán usar el casco siempre que se movilicen en moto.

El casco debe usarse siguiendo parámetros como que la cabeza del conductor o del parrillero deben estar completamente metidas en el casco, es decir que no es válido tenerlo arriba de la cabeza y con la cara descubierta. Todas las partes del sistema de retención deben estar sujetas permanentemente al sistema o al casco.

Igualmente, el sistema de retención debe estar asegurado por debajo de la mandíbula inferior, lo que significa que las correas tienen que ir cerradas, no se permitirán correas rotas o broches partidos o incompletos, concepto por lo que acarreará multa.

Por otro lado, ya no será posible llevar dispositivos móviles como celulares, aprisionados entre el cuerpo y el casco, esto genera distracción y al momento de un accidente los daños pueden ser graves. Es por ello que es posible integrar dispositivos manos libres en el casco para la comunicación.

Quienes que tengan cascos con cubierta facial movible, es decir, la parte de adelante, deberán tenerla siempre cerrada y asegurada para que haya protección de la cara del conductor o parrillero. Para ningún caso es justificable llevar el casco abierto con la cara descubierta.

Para quienes incumplan estas medidas, conductor y acompañante, se establecieron multas de 15 salarios mínimos diarios, que para este año corresponden a 438.900 pesos, en 2021 la multa costará más, con la consecuencia de la inmovilización del vehículo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS, las buenas prácticas normativas relacionadas con los cascos deben establecer el uso del casco abrochado para todos los usuarios (conductores y acompañantes), en todo tipo de vías y para todo tipo de cilindraje.

La nueva resolución no quiere decir que los motociclistas tengan que cambiar su actual casco, pero sí recomienda hacer el cambio cuando el casco haya sufrido golpes considerables, se encuentre en mal estado o el sistema de retención presente daños o averías que no permitan asegurarlo de manera adecuada.

Igualmente, aunque las características de las prendas reflectivas no se mencionan en la ley, la recomendación de las autoridades es que la superficie reflectiva o reflactante sea lo suficientemente amplia, con franjas de por lo menos 5 cms. de ancho, tanto en la parte frontal como en la trasera. El color tampoco se especifica.

 

Las cifras

Según cifras de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, de los 13.019 lesionados en siniestros viales a noviembre de este año, casi el 60 por ciento eran motociclistas. Y de las muertes a causa de estos eventos, la Agencia registra que de las 4.741 ocurridas este año, 2.514 eran personas que se movilizaban en motos.

De acuerdo con el más reciente reporte del Observatorio Nacional de Seguridad Vial (ONSV), entre enero y noviembre de este año perdieron la vida 4.741 personas en siniestros viales, 1.195 menos en comparación con el mismo periodo de 2019, cuando se registraron 5.936 fallecidos.

Los actores viales que registraron mayores reducciones fueron los motociclistas, con 579 vidas salvadas; los peatones, con 503, y los conductores de vehículos, con 179. En contraste, los casos catalogados como “sin información” aumentaron en 59, pasando de 211 en 2019 a 270 este año, mientras que los ciclistas fallecidos pasaron de 381 el año pasado a 389 en 2020.

Las ciudades que más vidas salvaron fueron Bogotá, con 117; Medellín, con 56; Pereira y Neiva, con 15 cada una, y Riohacha, con 14. Por departamentos, las mayores reducciones se presentaron en Antioquia, con 212 fallecimientos menos; Cundinamarca, con 149, y Valle del Cauca, con 134.

El análisis del Observatorio también evidenció una disminución considerable en el número de lesionados, que alcanza el 59,03%. En estos once meses de 2020 hubo 13.019 casos, 18.758 menos que entre enero y noviembre del año pasado, cuando se presentaron 31.777. Todos los actores viales tuvieron reducciones: en el caso de los motociclistas hubo 10.008 casos menos. Esta es una cifra que evidencia la vulnerabilidad a la que están sometidos los conductores de estos vehículos cada vez que circulan en la vía pública.

Según el ONSV, los usuarios de motocicleta representan el 53,0 % del total de fallecidos y el 59,7 %de total de lesionados registrados en el país, a causa de siniestros de tránsito.

La Organización Panamericana de la Salud, concluyó que el uso del casco disminuye el riesgo y la gravedad de los traumatismos en alrededor del 72%; disminuye 39% las probabilidades de muerte, las cuales dependen de la velocidad de la motocicleta; disminuye los costos en atención en salud asociados con la colisión.

Respecto de la nueva medida, el director de la Agencia de Seguridad Vial, Luis Lota, dijo que este es un aporte valioso para proteger la vida de los motociclistas en la vía. “Se busca que los motociclistas y sus acompañantes cumplan con unas condiciones mínimas al momento de utilizar el casco. Esto, sumado a la calidad del producto, garantiza que el desempeño del casco protector puede evitar o mitigar lesiones craneoencefálicas que el usuario pueda sufrir en caso de un siniestro vial”, indicó.

La vida prima sobre este tipo de cosas que son de sentido común. Es por ello que es mejor cuidarse, evitarse malos momentos con comparendos, además de evitar heridas mortales en accidentes, el casco es la principal protección del cuerpo en una motocicleta.

¿Cómo protege el casco?

El casco cumple tres funciones principales:

Reduce la desaceleración del cráneo y, por lo tanto, el movimiento del cerebro al absorber el impacto.

Dispersa la fuerza del impacto sobre una superficie más grande

Previene el contacto directo entre el cráneo y el objeto que hace impacto, al actuar como una barrera mecánica entre la cabeza y el objeto.

Recomendaciones pata los motociclistas, además del correcto uso del casco:

– No sobrepasar los límites de velocidad.

– No cruzar los semáforos en rojo o los pare ubicados en las vías.

– Revisarla periódicamente para detectar anomalías que pongan en riesgo su vida en un trayecto.

– Conducir prudentemente y con las luces encendidas siempre que haya lluvias.

– Evitar ingerir alimentos o hablar por celular mientras conduce, porque puede perder reflejos en la vía que pueden provocar un siniestro vial.

– Es importante que porten elementos reflectivos y luces en la noche o en condiciones de baja luminosidad. También deben portar siempre los elementos personales de protección: casco, chaleco reflectivo y guantes.

– Darle prioridad a personas que presentan movilidad reducida y adultos mayores a la hora de cruzar la vía.

Las infracciones más cometidas por los motociclistas en Colombia

1       Estacionar un vehículo en lugares restringidos.

2       Conducir a una velocidad superior a la permitida.

3       Conducir en los andenes.

4       No usar casco o chaleco.

5       Conducir sin portar la licencia de conducción correspondiente y vigente.

6       No portar la revisión técnico mecánica vigente.

7       Pasarse un semáforo cuando está en luz roja.

8       Conducir en contravía.

9       No respetar el paso peatonal

10     No respetar las indicaciones de las autoridades de tránsito