DIARIO DEL HUILA, TENDENCIAS

Una tigresa blanca, especie en peligro de extinción, nació en el Zoológico Nacional de Nicaragua, convirtiéndose en un desafío para los cuidadores, luego de ser rechazada por la madre.

La gestación de una sola cría duró tres meses. “Nieve”, como la llamaron, nació hace siete días, con un peso de 954 gramos, y es hija de dos tigres de Bengala de pelaje amarillo y negro.

“Es la primera vez que nace en Nicaragua un tigre blanco, y es hija de dos tigres de bengala amarillos, pero la hembra lleva genes de su abuelo, que era blanco (…) no es que cualquier tigre que se cruce va a dar esa condición”, explicó a la AFP el director del Zoológico Nacional, Eduardo Sacasa.

La madre, de 272 kilogramos de peso, rescatada después de que fue abandonada por un circo en el interior del país, rechazó a su cría.

“Nieve” tiene solo siete días y es hija de dos tigres de Bengala comunes. Como su madre no quiso hacerse cargo de la cría, la alejaron de ella para que no le hiciera daño.

“Vino en estado lamentable, pero después de cinco años de rehabilitación la puse en tratamiento y la pegó (el embarazo), pero rechaza a su hija”, detalló Sacasa, médico veterinario. Durante su estadía en el circo la tigresa tuvo dos abortos.

Para el director “es un logro” tener un cachorro de tigre blanco, y un premio a la dedicación y cuidado que les prodigan a los animales en ese centro, localizado en la ciudad de Masaya, a 20 km al sureste de Managua.

El zoológico ya cuenta con otros dos tigres blancos que llegaron como donación cuando tenían un año. Pero “Nieve” es la primera en nacer en el país.