Juan Carlos Ramón Rueda

Doscientas cincuenta familias protestan en plena época de navidad porque después de casi cuatro años de larga espera, poco a poco van tomando consciencia de que los tumbaron. El sueño de tener casa propia es el cebo para que inescrupulosos se apropien de los ahorros de toda la vida de muchos hogares. En Colombia está prohibido recaudar plata por fuera del sistema financiero, pero aun así estos expertos se quedan con el dinero de la gente en una maraña de acciones que parece favorecerles.

La mayoría de estas familias iniciaron visitando el stand que en el año 2017 la constructora Iso Construcciones SA – Investment Scheme Outbuilding montó en una feria de Vivienda en un reconocido centro comercial de Neiva. Muchas aún conservan el folleto publicitario con el que los engañaron. La mayoría de estas, entregaron treinta millones de pesos, cada una, a la fiduciaria Acción Fiduciaria con sede en Bogotá. Este año una comitiva de las familias visitó la sede principal y el encargado les informó que la Fiducia trasladó todos los recursos del encargo a la constructora hace ya un buen tiempo. Además, les dijeron tener conocimiento que una nueva constructora se hará cargo y que se está haciendo el empalme. ¿Dónde está el dinero? Se preguntan en medio de las protestas. Máxime cuando muchos afectados recuerdan que representantes de la constructora empezaron a llegar a las reuniones en carros de alta gama. Las familias entregaron la totalidad de los recursos que se aproximan a los siete mil millones de pesos y hasta el año 2018, año en el que se detuvo totalmente la obra, la constructora solo entregó cuarenta y tres viviendas a unos pocos elegidos, en condiciones diferentes a las pactadas, sin acceso pleno a servicios públicos, una vía de acceso en pésimo estado, sin iluminación y con el agravante de ser el objeto de los atracos que suceden a diario por parte de los ladrones del sector que los tienen agobiados.

Las cuarenta y tres casas entregadas y las obras realizadas no justifican el dinero que ellos han aportado al proyecto. Hoy todo les parece sospechoso, hasta la presencia de políticos y funcionarios cuando todo se presumía bien. ¿Cuál es el papel de la fiducia? ¿Dónde está la fiscalía en estos casos? La justicia debe actuar con prontitud.

  1. En medio de tantas cosas feas en este año, hoy es un día para estar felices y en familia. Cuidémonos y permanezcamos en casa. ¡Feliz Navidad!