Una menor de 6 años de edad falleció en una clínica de Barranquilla, tras haber ingerido un juego pirotécnico conocido como ‘triquitraque’, en hechos ocurridos el pasado 31 de diciembre en la capital del Atlántico.

La Clínica La Misericordia informó que las pruebas de laboratorio practicadas a la menor dieron muestra de un «compromiso hepático severo tipo insuficiencia hepática aguda, que llevó a un deterioro de otros órganos como riñón y encefalopatía metabólica».

Así mismo se informó que la niña venía presentando síntomas como diarrea, vómito y fiebre, por lo que fue remitida a este centro asistencial, donde lamentablemente se produjo su deceso el día 6 de enero en horas de la mañana. 

El toxicólogo Agustín Guerrero entregó detalles de las circunstancias que rodearon la muerte de la menor. «La niña fue recibida primeramente por la pediatra en turno, la cual fue evaluada en un estado tardío con manifestaciones de una insuficiencia hepática aguda. En estos casos el pronóstico es muy malo, pues este tipo de intoxicación se caracteriza por pasar por varias etapas», indicó Guerrero.

Por otro lado, se anunció que un equipo de Defensoría de Familia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) realiza el acompañamiento psicosocial a los familiares de la niña fallecida.

Esa entidad que un grupo de profesionales adelantará la verificación de derechos de los dos hermanos de la niña, mientras se encuentran a la espera de los resultados de la necropsia que permitan aclarar las causas del fallecimiento.

Finalmente, el ICBF reiteró el llamado a los padres de familia y cuidadores para que tomen las medidas necesarias que eviten situaciones que puedan poner en riesgo la integridad o la vida de los niños, niñas y adolescentes.