Studio Viktor Sørless y el Estudio Juiñi han diseñado un museo en forma de pirámide escalonada construido con madera y tierra que aboga por la preservación del medio ambiente y la tradición indígena.