El novio Abdulrzak Ampatuan afirmó que la niña deberá encargarse del cuidado de sus propios hijos quienes, además, tienen la misma edad de la menor y son fruto de sus otros cuatro matrimonios.

El hombre de 48 años aseguró que no tendrá hijos con la novia hasta que ella cumpla 20 años, y que, mientras tanto, le proporcionará dinero para sus estudios.

Pagaré su escuela porque quiero que reciba una educación mientras espera el momento adecuado para tener hijos”, manifestó Ampatuan.

Luego de tres semanas de la boda, el hombre construyó una pequeña vivienda para vivir junto a la menor, donde ella deberá responder por las tareas del hogar, mientras él trabaja como agricultor.

No tengo miedo porque él es amable conmigo. Estoy aprendiendo a cocinar porque ahora no soy buena. Quiero hacer feliz a mi esposo”, aseguró la niña, según consigna el periódico británico Daily Mail.

Los datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) muestran que Filipinas tiene el duodécimo número más alto de niñas casadas en el mundo, con 726.000. En este país el divorcio sigue siendo ilegal.

Las Naciones Unidas definen el matrimonio infantil aseguran matrimonio formal o unión informal con menores de 18 años, compromete el desarrollo de las niñas y resulta en un embarazo temprano y aislamiento social.