La OMS Europa advirtió que ese continente está en un “alto riesgo” de sufrir una tercera ola del COVID-19 que podría extenderse durante los primeros meses de 2019 y especialmente tras las celebraciones de Navidad.

Según su información, aunque se han presentado algunos avances en ciertos países con respecto al contagio, consideran que la transmisión sigue siendo “generalizada e intensa”.

Por esa razón nuevamente pidió no hacer fiestas de Navidad ni grandes reuniones. Además aseguró que si se hacen encuentros incluso con familiares, lo más recomendable es usar el tapabocas de forma permanente. También pidió tener en cuenta una buena ventilación, mantener distancia física y limitar el tamaño del grupo.

A los ciudadanos además les dice que no deben subestimar la importancia que tienen sus decisiones durante esta época porque podrían afectar el futuro de la pandemia y el control sobre la misma.