Diario del Huila

Oportunidad económica

Ene 24, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Oportunidad económica

El próximo domingo 13 de marzo de 2022, se desarrollarán los comicios electorales para elegir al nuevo Congreso de La República que se posesionará el 20 de julio del presente año. Por tal motivo, se ha iniciado un proceso proselitista bastante competido entre los 32 aspirantes a la Cámara de Representantes por la circunscripción electoral del Huila y de los nueve candidatos huilenses que buscarán una curul dentro de la circunscripción nacional al Senado. Se empieza a notar en el ambiente político, la presencia masiva de personas en los diferentes directorios de los candidatos que aspiran, solicitando apoyo económico para financiar algunos gastos para el desarrollo de las campañas, pero que en la mayoría de las veces buscan, que les aporten dinero para sus gastos personales, con el fin de “garantizarles una significativa votación en las urnas”.

Empiezan a programarles reuniones en sus barrios o en sus territorios donde tienen alguna influencia sobre el electorado. Para tal fin, dichos “líderes políticos”, como se hacen llamar, empiezan a exigirles recursos económicos a los candidatos, para realizarle manifestaciones. Con dichos recursos, les brindan un refrigerio con una empanada o buñuelo, para que acudan masivamente con los integrantes de sus familias e inviten a otros vecinos, que, en la mayoría de las veces, no han tenido la oportunidad de cenar para satisfacer transitoriamente sus necesidades fisiológicas del hambre. Solamente invierten el 30% de lo que les dan y el resto es para los bolsillos de estos dirigentes.

Lo que no sabe el aspirante, es que el mismo supuesto “Líder” invita a otro candidato de otro movimiento político para pedirle dinero para organizarle una reunión política en el mismo sitio del anterior. Y vuelve y juega, acuden todas las mismas familias porque esa noche les van a dar tamal con chocolate. Y así sucesivamente este mercader de la política logra durante el proceso electoral algunos dividendos económicos para su propio peculio y las promesas que realizaron los candidatos a los cuales invitó, quedan en veremos, porque no hay nadie quien se conduela con el dolor y las necesidades de los sectores poblacionales que venden su voluntad política, el día de elecciones por dádivas económicas, por un plato de lechona o un tamal con chocolate o en su defecto por dinero. No existe ideología, ni sentimiento por un partido político.

Además, es muy triste ver cómo la clase dirigente política en nuestras regiones se aprovechan de la población marginada y sin educación, prometiéndoles que van ser los salvadores y que gestionarán los recursos para desarrollar las obras de desarrollo social y económico cuando asuman sus curules, pero una vez elegidos se vuelven inalcanzables y ajenos a la vista de los electores, porque la mayoría de ellos manifiestan que ya les pagaron por su apoyo electoral y que no tienen responsabilidad sobre el futuro de ellos. Que esperen 4 años que allá volverán a ofrecerles dádivas por sus votos.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto